Los besos, el contacto, la desnudez… Todo está medido al milímetro en la pantalla por el coordinador de intimidad

Sara Pardo

En la mayoría de películas, sean románticas o no, siempre hay lugar para el sexo. Las escenas de sexo son de múltiples formas. Algunas son explicitas y los actores muestran su cuerpo entero. Otras tienen una coreografía perfecta de movimientos para que no se vea nada. Desde hace unos años detrás de estas escenas hay un profesional encargado de que esta tarea se realice de la mejor manera posible: el coordinador de intimidad.

¿Cuáles son sus funciones?

El coordinador de intimidad se usa en muchas series y películas para que los actores se sientan cómodos. El coordinador de intimidad habla con los actores de hasta que punto quieren llegar y el grado de desnudez. Normalmente se practican estas escenas con un equipo de rodaje muy reducido para dar seguridad a los interpretes. Los coordinadores estructuran los movimientos que se llevaran a cámara para que nadie se sorprenda o se sientan presionados si su pareja de escena hace algo que ellos no están dispuestos. Desde cómo es el beso, si lento o pasional, con lengua o sin ella, el tiempo de duración, qué hacen con las manos… Todo pasa por la dirección del coordinador de intimidad.

La labor del coordinador de intimidad se puso en marcha tras el #MeToo puesto que hubo actrices que declararon como un “no” ante un desnudo había supuesto el fin de su carrera. También se presionó a actrices hasta el punto de sentirse violadas como es el caso de María Schneider en El último tango en París o las protagonistas de La vida de Adèle que las siliconas vaginales para las escenas de sexo les provocaban tanto dolor que acababan llorando.

La necesidad de crear un entorno seguro para sus actores ha llevado a series como Sex education o Euphoria a contar con esta profesión en sus rodajes. En la primera temporada de Sex Education fue Ita O’Brien la especialista que ayudó a los actores (en su mayoría muy jóvenes). Ita ha creado su propia compañía Intimacy on set con el fin de asistir a los interpretes y ayudarlos a que sea una experiencia sana como cualquier otra del rodaje.