Hablamos con Ramón Biarnes, Director Ejecutivo de Cinesa, que nos responde a la gran pregunta: ¿cuándo volveremos al cine?

Javier Cendrero

Muchas veces se cumple la expresión “la realidad supera la ficción”. La situación actual del planeta Tierra en general, podría ser la sinopsis de la nueva película de Steven Spielberg protagonizada por el incombustible Tom Cruise. Pero con una gran pregunta a resolver: ¿cuándo volveremos al cine?

Muchos sectores se han visto muy afectados por la situación actual, y el mundo del cine ha sido uno de ellos. Tras tres meses con el cartel de “cerrado”, la vuelta al cine está más cerca.

Las consecuencias para la industria del cine

Al igual que en el resto de ámbitos, las consecuencias para el mundo del cine han sido devastadoras. Rodajes detenidos y estrenos retrasados, suponen la ausencia de trabajo no sólo para actores y actrices sino para la mayoría de trabajadores de esta industria: Cámaras, guionistas, especialistas, maquilladores, figuración, trabajadores de salas de cines, dirección de casting o alquileres de zonas son algunos de todos esos trabajadores que han visto paralizada su labor.

Ramón Biarnes, Director Ejecutivo de Cinesa, nos resuelve las principales dudas respecto al mundo del cine.

Desde el primer momento que contactas con él, Ramón Biarnes demuestra ser alguien cercano al que le apasiona su trabajo. “Intento ser una persona accesible, no creo que mi cargo me haga distinto o no accesible. Yo también he estado en vuestros zapatos” afirma con una sonrisa nada más conectar por videollamada. Asegura “Estar bien y satisfecho con el trabajo remoto realizado y las decisiones tomadas por su empresa.” Aunque considera que “Ha sido una situación difícil porque hemos tenido que poner a mucha gente en ERTE, pero hemos sido muy transparentes con la gente y todo el mundo ha entendido el porqué de lo que hacíamos”.

Ramón Biarnes nos habla sobre cuándo volveremos al cine
Foto de perfil de Ramón Biarnes (Obtenida de su Linkedin)

“La nueva normalidad” en el cine

Ante la continua confusión que hay por las variaciones que se establecen en los cambios de fase, conversamos sobre cuándo volveremos al cine y las restricciones que se pondrán en las salas.

“No son cosas que hayamos decidido nosotros, sino que hemos hablado a través de nuestra asociación (FECE) con el Gobierno y las noticias que hemos recibido por su parte es que podemos abrir en fase dos.” Aunque explica que “Hemos decidido no abrir en esta primera semana porque queremos hacer las cosas muy bien, y asegurarnos de que tanto la seguridad de nuestros clientes como de nuestros trabajadores esté garantizada.”

Teniendo en cuenta que los cines pueden abrir a partir de la fase dos, debatimos sobre las medidas que deberán aceptar y comprometerse a realizar la clientela y los empleados si quieren que llegue la esperada vuelta al cine.

“Hay que mantener una serie de distancias, no podemos asumir que la gente se aglomere, nuestros empleados van a tener que llevar guantes y mascarilla. Tenemos que tener unas estaciones en los cines con alcohol para desinfectarse las manos y ser muy cuidadosos con la limpieza de las salas y reforzar ese apartado. Una de las cosas que si que nos ha exigido el Gobierno y que hemos tenido que adaptar, es el hecho de que no podemos aglomerar a la gente dentro de la sala sino que tenemos que mantener una distancia de seguridad. Sin embargo, lo que todavía estamos negociando es que las unidades familiares o las parejas que viven juntas en casa, pueda venir al cine en grupo.”

Tras confirmar y explicar el exhaustivo proceso de desinfección que se realizará, ahondamos aún más en ciertas restricciones que quedan por matizar.

“En principio, los clientes tienen que llevar mascarilla en cualquier sitio cerrado y por la tanto entendemos que en el cine también. En cuanto a los servicios de comida, van a estar abiertos pero de otra manera. Lo que no vamos a permitir es que haya contacto en las zonas de gominolas en las cuáles, hasta ahora el cliente se autoservía. A partir de ahora se venderán empaquetadas. Respecto al catálogo, entendemos que durante el verano van a llegar títulos importantes, pero seguramente al principio tengamos que vivir ofreciendo películas más antiguas.”

El séptimo arte.

Las críticas al precio de las salas de cine

“Es que el cine es muy caro”, es una frase que se oye a menudo en nuestro día a día. Quién mejor que el director de la máxima exhibidora de películas de nuestro país para responder a esta afirmación. “Les diría que no lo es“, opina entre risas, “Yo puedo entender que lo caro o barato es dependiendo de lo que uno piense. Nosotros entendemos que venir a ver una película tiene un precio ya que la tenemos que alquilar. Todo esto sumado al alquiler, luces, o que la gente esté cómoda en el cine no es barato. Así que para mí, no es caro si lo comparo con otras cosas parecidas. Si uno va a un parque temático y piensa lo que paga por la comida o una botella de agua más la entrada, seguramente sea más caro.”

Además explica la gran cantidad de promociones que los cines realizan para favorecer al cliente. “A lo largo del año ponemos en marcha cientos de promociones” asegura con rotundidad.

Conociendo mejor a Ramón Biarnes

Por último, nos sorprende mucho una afirmación que había llegado a nosotros, que es la siguiente: Ramón visita todos los cines para conocer a sus empleados.“Sí, conozco a todos mis empleados.” dice con determinación. “Soy el Director General en cuatro países, y sólo me faltan por visitar tres cines: uno que tenemos en Cerdeña y dos en Sicilia. Los demás, todos los he visitado. Trabajamos para el cliente o para alguien que trabaje para el cliente. Quiero que sepan que su director les habla de tú a tú“. afirma con decisión.

Le preguntamos como es él como espectador. “Si puedo elegir sitio, me suelo sentar en la zona media y al centro. Considero que el cine sin palomitas no es cine y si tuviera que elegir una película para volver a disfrutar en el cine sería Bohemian Rapsody”.