Alba Blanco

Lunes, 8 menos cuarto de la tarde. Serrano, 127 (Madrid).

El polideportivo Magariños era un sin parar de charlas, risas y personas que iban y venían de un lado y de otro.

Bajo a la planta baja y le pregunto a una encargada de producción a cerca de las butacas. Y entonces, en un visto y no visto, me topo de espaldas con Cristina Medina. Cuando estoy regresando a mi zona, me cruzo subiendo las escaleras con Arturo Valls. Y claro, no hablemos de la sonrisa que nos dedicamos Rossy de Palma y yo cuando ella paseaba por la alfombra roja yendo hacia su mesa.

Fue una gala emocionante, llena de chistes y de mucho humor negro. Su presentador, Julián López, salpicó la noche con comentarios a cerca de Cataluña, los acosos sexuales en el cine y algún que otro comentario a cerca de los protagonistas de la noche como Carla Simón, José Luis Perales o la ausente Isabel Coixet.

El equipo de La Llamada recibiendo el Premio Feroz a la Mejor Comedia. Premios Feroz 2018. Fotografo: Gonzalo Arroyo

Pero, sin duda, si algo fue repetido esa noche, por uno y cada uno de los premiados a la hora de dar su discurso, fue: “Luego nos vamos de after a casa de los Javis”. Y es que, el equipo de “La Llamada” no era solo el más ruidoso y animado de la sala, sino que también dejaban ver su buen rollismo y energía que tienen entre uno y cada uno de los miembros del equipo. Javier Calvo, Javier Ambrossi, Macarena García, Anna Castillo, Brays Efe (protagonista de la serie de Netflix dirigida por Calvo y Ambrossi, “Paquita Salas”), Belén Cuesta y Gracia Olayo, reían, bebían, comían y aplaudían como locos.

Motivo de más esa unión para que, el discurso de Javier Calvo cuando subió, junto a su equipo, a recoger el premio a mejor película de comedia por “La Llamada”, fuera el más recordado y emotivo de la noche: “Yo soy gay. Tengo un novio que me quiere, una familia que me apoya y estoy aquí cogiendo este premio. Entonces si alguien, algún niño, alguna niña o alguna persona me está mirando y tiene miedo, si siente que está perdido, si siente que no le van a querer, que sepa que le van a querer, que va a encontrar su sitio, que su familia le va a querer y que va a cumplir su sueño. Que yo, y él (Señalando a Javier Ambrossi), vamos a escribir historias para que tú te sientas inspirado”.

 

“La Llamada” se llevó dos premios, uno a Mejor Película de Comedia y otro a Mejor Trailer. Pero no fue la única protagonista de la noche. Series como “Vergüenza” se llevó cuatro premios Feroz: Mejor serie de Comedia para la temporada 1, Mejor actriz protagonista para Malena Alterio, Mejor actor de reparto para Miguel Rellán y Mejor actor protagonista para Javier Gutiérrez. Este último fue el actor más premiado de la noche. Se llevó a casa nada más y nada menos que dos premios Feroz, uno por “La vergüenza” y otro a Mejor actor protagonista” por la película “El autor”.

Javier Gutierrez durante su recogida del premio. Fotografo: Gonzalo Arroyo

No obstante, si hubo una gran triunfadora de la noche fue la película, de cine independiente, de Carla Simón: “Verano 1993”. Se llevó 3 premios (Mejor película dramática, Mejor dirección y Mejor actor de reparto para David Verdaguer) y una gran ola de aplausos para su directora, que tal y como recalcó la actriz Leticia Dolera, era la única de la noche.

Carla Simón, premiada por “Verano 1993”

Además de estos, otros premiados que se llevaron el Premio Feroz a casa fueron:

  • L’Oréal Professionnel a la mejor actriz protagonista de una película: Natalie Poza por No sé decir adiós.
  • Mejor actriz de reparto de una película: Adelfa Calvo por El autor.
  • Mejor música original: Pascal Gaigne por Handia
  • Mejor cartel: Iñaqui Villuendas por el cartel de
  • Mejor serie dramática: La zona, Temporada 1.
  • Mejor actriz de reparto de una serie: Emma Suárez por La zona.
  • Mejor actor de reparto de una serie: Miguel Rellán por Vergüenza.

Todos los ganadores de los Premios Feroz.

La gala estuvo marcada, sin duda, por el movimiento feminista que se inició ya en los globos de oro con la iniciativa TIMES UP. Comentarios y discursos en contra de los abusos sexuales, lucha por la diferencia salarial y por el empoderamiento de mujeres directoras y guionistas, reveló una noche en la que las principales protagonistas eran ellas (todas las personas que salieron a entregar los premios fueron mujeres). Tal vez faltó que quien presentaba fuera también mujer.

Risas, bromas, y el que se hizo tan mítico, “Después de la gala nos vamos a casa de los Javis”, inundaron de alegría, pasión y compromiso una gala que dejo discursos y lecciones para el recuerdo y en la que las series tuvieron una gran importancia. “Es un muy buen momento para la televisión”, dijeron.

Sea como sea y fuere como fuere, el cine está viviendo un momento histórico, tanto en España como en el otro lado del mundo. Las mujeres están reivindicando sus derechos a poder ejercer su profesión al igual que los hombres, las películas de cine independiente se han abierto un hueco (y bastante grande) ante películas comerciales y productoras como Netflix, Movistar + o HBO dan paso a todo un mundo de posibilidades donde la series, ya sí forman parte del tipo de cine y televisión que queremos consumir.