El documental ‘This is Paris’, revela los abusos que Paris Hilton sufrió durante su adolescencia en su estancia en un internado

Alba Blanco

“Nadie sabe lo que sueño por las noches”, expresa Paris Hilton al comienzo del documental sobre su vida, “This is Paris”, dirigido por Alexandra Dean, y que ha dado la vuelta al mundo desde su estrenó el pasado mes de septiembre. En el documental, la bisnieta del fundador de los Hoteles Hilton revela que sufrió graves abusos, tanto físicos como psicológicos en su adolescencia. En concreto, en el último internado al que fue mandada por sus padres, Provo Canyon School (Utah).

El documental, que se divide en once partes, incluyendo la introducción, repasa la vida de Paris Hilton, desde su infancia hasta su etapa actual. El filme empieza con sus primeros años y con el ambiente familiar en el que se crió y acaba con la conversación entre Paris y su madre, Kathy Avanzino, en la que esta le revela lo que sufrió en sus años internada en colegios para moderar su conducta.

Una infancia marcada por la perfección y la disciplina

Imagen de Paris y Nicky Hilton (obtenida de la revista HOLA)

“Estoy tan acostumbrada a interpretar mi personaje que no sé ser yo misma”, revela Paris ante la cámara cuando le piden que pasee por la casa de su abuelo materno, al principio del documental. Cuando los cámaras le dicen que ande normal, parece que está desfilando ante una pasarela. La niña rubia de mirada intrépida y ojos curiosos, que nació el 17 de febrero de 1981, reconoce ante las cámaras que su familia es muy conservadora y que el sentido de arraigo hacia la familia es muy fuerte.

Los padres de Paris, Kathy y Richard Hilton, llevan juntos desde los 15 años, tal y como reveló la empresaria, y la tuvieron a ella con 19. Desde sus primeros años de infancia, el documental muestra a una niña risueña y decidida que se siente demasiado presionada por su ambicioso y cerrado círculo familiar. “Mi madre quería que fuera una Hilton, yo solo quería ser Paris”, reconoce la cantante.

La relación con su hermana Nicky Hilton nunca fue fácil en la adolescencia. Tal y como reconoce más tarde en el documental, la misma Nicky, siempre que Paris se pasaba de la raya, era la primera en chivarse a sus padres. No obstante, de adultas, ambas se muestran tal y como son y parecen tener una buena relación. O al menos, bastante más estrecha de la que tiene Paris con sus padres.

Adolescencia en Nueva York: fiestas, fiestas y más fiestas

Fotograma de This Is Paris

Con el traslado de la familia a Nueva York y el paso a la adolescencia de Paris, empiezan pronto a cambiar las cosas. Tal y como relata Nicky los padres prohibían, prohibían y prohibían hasta que llego el día en el que Paris se hartó y empezó a hacer lo que le daba la gana. Las noches de fiesta, tal y como confiesa la actriz y cantante, la convertían en sí misma. Y aunque bien esto pueda resultar la típica historia: niña rica que lo tiene todo desde la infancia, con padres muy estrictos y expuesta a una disciplina rígida, acaba rebelándose contra sus padres y contra todos, lo cierto es que tiene matices. ¿Parece demasiado tópica verdad?

Y es que Paris no soñaba desde pequeña con gastar miles y miles de dólares saliendo de fiesta o escapando de casa. Soñaba con ser modelo, algo que su madre le prohibió determinantemente. Esto junto a la dura educación que sus padres le imponían, tanto a ella como a Nicky, hizo que Paris, como buena adolescente que se precie, empezará a imponer sus propias reglas. Esto añadido al vídeo sexual que se filtró de ella y su primer novio, cuando ella tan solo era una adolescente, le generaron los primeros insomnios y pesadillas.

Paris relata: “Recuerdo que el sacó la cámara y me presionó para que lo hiciera. Me decía, “Eres un muermo, ¿quieres que llame a otra?”. “No lo verá nadie”. La empresaria continúa contando emocionada: “Fue como si me violaran electrónicamente. Y la gente cree que lo hice adrede porque después de que se filtraran todas las cintas, casi parecía una receta para ser famosa“. Su hermana Nicky explica que lo que sucedió con aquellos vídeos marcaron a Paris para siempre. “Creo que le cuesta mucho confiar en la gente. La han traicionado muchas veces. Así que le cuesta mucho abrirse a la gente y confiar en ella”, reconoce.

Los años de internado, abusos físicos y psicológicos

Fotograma de “This is Paris”

Nicky explica sobre aquellos años en Nueva York de desfase y fiesta de su hermana, y relata como su madre se tiraba la noche en vela llamando a las discotecas. Todo esto cuando Paris tenía apenas 15 años. Fue por esas conductas, por las cuales los padres deciden internarla en varios centros y escuelas de “crecimiento emocional”. Sin embargo, Paris apenas duraba unas semanas. Siempre escapaba de aquellos centros, y cuenta que cuando no lo hacía era brutalmente castigada.

En la última escuela en la que estuvo internada, Provo Canyon School, Paris relata como estuvo encarcelada en una celda durante horas, sin contacto con nadie. “Era allí donde imaginaba todo lo que haría cuando saldría”, explica. Algunos de los fatídicos encuentros que vivió en el internado le hicieron tener una concepción de las relaciones muy violenta. La cantante explica ante las cámaras que de todas sus relaciones amorosas, en cinco de ellas fue víctima de violencia de género, pero nunca llegaba a denunciarlo, ya que asumía que eso era algo normal.

En el documental, aparecen retratados también los testimonios de varias supervivientes del centro gracias a un movimiento contra el acoso en este tipo de centros, promovido por Paris. El documental “This is Paris” revela algunos de los acontecimientos más importantes de la vida de Paris Hilton. Su influencia en las redes sociales, su importancia en el movimiento de paparazis, y su marcada infancia. Todo eso forman a la Paris que es hoy, cuyo mayor sueño, tal y como revela en el documental es ganar 10 millones de dolores.

Te gustará si: Si eres fan de Paris Hilton, te gusta la prensa rosa americana, los documentales y quieres conocer los recovecos más profundos de este personaje mediático, no puedes perderte este documental. Disponible en Netflix de manera gratuita.

YouTube video