Babi: Solía ser excesivamente reservada con mi música”.

Mireya Santiago Notario

Babi es una artista española que consigue hacer tangible el dolor, y que últimamente no para de resonar entre el público más joven. No es para menos, cuando escuchas una canción de esta cantante, se te cuela dentro para acompañarte durante todo el día. Con solo 20 años, su canción más conocida Lo Jodiste cuenta en YouTube con casi 4 millones de visitas. Sin embargo, fue antes en 2016 cuando se decidió por empezar a publicar su música.

A pesar de esta situación de confinamiento a la que todos y todas nos enfrentamos, la artista nos concedió un poquito de su tiempo para conocerla mejor.

‘Lo Jodiste’ – Babi

Su trayectoria en la música empezó antes de publicar. Nos comenta que tuvo tres etapas; con 14 años ya escribía sus propias canciones, pero no se decidió a subirlas hasta dos años después. Arrancó en YouTube con covers de otros artistas, donde ya dejó ver su potencial y, lo que posiblemente más le caracterice hoy en día, esa suave voz intimista que parece susurrarte las canciones. Sus letras no son para menos, consiguen llegar a dentro para entender y sanarse desde ahí.

Solía ser excesivamente reservada con mi música. A lo que más exposición le daba era a mis covers. Adoro versionar. El salto a grabar con calidad y empezar con un calendario de temas y “apostar” como quien dice, fue hace año y medio cuando me ofrecieron una colaboración en la que debía cuidar más el sonido y ya vino todo en consecuencia.

Primera cover en su perfil de YouTube. Mira pa otro lao de Juancho Marqués.

Proceso creativo.

A la hora de crear, la artista recorre diferentes partes que tilda de aleatorias. Sin embargo, se podría decir que pasa por instrumental, melodía vocal y letra. Pero esto no ocurre cuando coge la guitarra, lo que le propicia un ambiente más libre para improvisar con instrumentación y voz al mismo tiempo. “Y suelen salir cosas con más facilidad que con bases“, nos cuenta.

A nivel de inspiración de sonido, nos habla de Emmit Fenn, así como artistas de folk en acústico. Y a nivel lírico, le sale más de ella misma y sus sensaciones. A la hora de desconectar, está más metida en el rap y reggae “nacional e internacional a nivel latinoamérica”.

Babi, o como su nombre real es Bárbara, entiende su música en dos perspectivas. Si hoy en día publica sus canciones es para ayudar a toda persona que le escuche. Pero el proceso de comercialización corrompe a veces el sentimiento que hay en la creación, por pensar en sacarle mayor partido. Lo que verdaderamente a ella le ayuda son las canciones que se guarda para sí.

De esos temas que verán la luz, solo me ayuda el “durante” de la composición. Porque descargo con sinceridad. Una vez sale de ahí, para mi, pierde la pureza porque deja de ser una oda a mi frustración para ser un producto. Un producto que bebe de la oda a mi frustración.

Dolorosa pero consciente y real“.

Entonces, si sigue publicando no es por ayudarse a sí misma, más que a quien le escucha. Sus letras duelen porque consiguen personificar ese daño y sacar lo malo fuera; escuchas a alguien que siente el mismo dolor que tú. Y ese empatizar te hace sentir “menos bicho raro“, opina. Y así opinan también los y las más de 700 mil oyentes en su cuenta de Spotify. La cantante no esconde su oscuridad en las canciones, sino que la muestra como es. Dolorosa pero consciente y real, porque el entendimiento es el primer paso para el cambio.

No va destinado a ayudarte de manera explícita porque si no, trataría de darte las claves para hacerlo y yo tendría que radiar positivismo cuando no sé ni a qué sabe. A mí, como oyente me ha ayudado mucho más cuando he escuchado a peña que canta su mierda y te dice “me pasa esto, y no me idealices porque no sé cómo salir”, que cuando alguien, desde el lado asintomático te dice cómo hacerlo. Pura conexión a nivel empático.

La música como algo terapéutico, porque la psicología siempre le ha llamado la atención. Pero discrepa ella misma, ya que dice tiene “una relación de amor-odio con ella” y no sería capaz de currar de algo en lo que a veces pierde la fé. Otra opción que tal vez le llame incluso más la atención, sea el mundo de la modificación corporal; “estoy queriendo compaginarlo con esto”.

Para terminar la entrevista, le preguntamos a Babi sobre la última canción que ha escuchado: Cuello de gitano de Dheformer & Ciclo.

Un dolor que te entiende.

La cantante está subiendo como la espuma entre el público joven, pero sin perder su estilo intimista y poético, se podría incluso decir, que te acompaña dentro. Los diseños que escoge en sus vídeos y portadas de canciones tienen un ambiente minimalista y desgarrador a la vez. Prioridades se trata de su última canción, la cual publicó hace un mes y ya cuenta con 1 millón de visitas en su perfil de YouTube.