Crítica ‘La chica salvaje’: marismas, triángulos amorosos y abandonos

Kya Clark, conocida como la chica salvaje, lucha por sobrevivir en las marismas de Carolina tras ser abandona por su familia. Todo empeora cuando es acusada de asesinar a un joven con el que tuvo un romance

Basada en la novela de Delia Owen, La chica salvaje se caracteriza justamente por no serlo. Una traducción más acertada hubiera sido La chica de las marismas porque este lugar configura la identidad de la protagonista Kya, interpretada por Daisy Edgar-Jones. El pantano es la única compañía que tiene desde que es abandonada por su familia (en una escena un poco absurda en la que todos sus hermanos la dejan sola con su padre maltratador sin ningún tipo de remordimiento) hasta que conoce a sus dos intereses románticos (cayendo en el cliché del triángulo amoroso).

Kya recogiendo una pluma de animal. Fuente: Sony Pictures

Dirigida por Olivia Newman y ambientada en un pueblo estadounidense de los años 50 y 60, destaca Carolina, la canción original escrita e interpretada por Taylor Swift. La artista explicó el significado de la letra, la cual engloba perfectamente la esencia del largometraje. “Es una historia increíble, la historia de una chica que siempre vivió fuera, mirando hacia dentro. Figurativa y literalmente. La yuxtaposición de soledad e independencia. Su anhelo y su quietud. Su curiosidad y miedo, todos enredados. Además de la gentileza persistente y la traición del mundo a ello.

La buena interpretación de Daisy Edgar-Jones consigue transmitir el sentimiento de soledad profunda que ha sufrido la protagonista durante toda su vida. El público empatiza con Kya al descubrir que la sociedad clasista que la rodea la margina, menosprecia y tacha de salvaje por vivir en las marismas. Por eso, un sentimiento de ternura invade la sala del cine cuando algún personaje se preocupa verdaderamente por ella y no intenta cambiar su forma de ser sino que la acepta tal y como es.

Kya pescando en una zona de la marisma
Kya pescando en la marisma. Fuente: Sony Pictures

También se plantean temas que podrían haber sido interesantes. El problema es que no se llegan a desarrollar en profundidad como la agresión sexual, el perdón o el machismo latente que impedía creer en la palabra de una mujer. A pesar de ello, hay que destacar la impresionante fotografía que resalta los colores azulados y verdosos del ambiente que constituye la marisma. Es un lugar tan importante en la película que se convierte en un personaje más de la historia tal y como pasa con la casa de Norman Bates en Psicosis. ¡Con asesinato incluido!

FICHA TÉCNICA

TÍTULO ORIGINAL: where the Crawdads Sing

ELENCO: Daisy Edgar-Jones, Harris Dickinson, David Strathairn

GUION: Lucy Alibar

FOTOGRAFÍA: Polly Morgan

MÚSICA: Mychael Danna

GÉNERO: Drama, Romance, Intriga

ORIGEN: Estados Unidos

PRODUCTORA: 3000 Pictures y Hello Sunshine

DISTRIBUIDORA: Sony Pictures Entertainment

DURACIÓN: 126 minutos

FECHA DE ESTRENO: 30 de septiembre en España

VALORACIÓN PERSONAL: 3/5

Trailer oficial en español de “La chica invisible”

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Leer y personalizar
Privacidad