Shang-chi, el primer superhéroe asiático de Marvel Studios, llega para quedarse. Su espectáculo en salas y su éxito en las taquillas así lo demuestran

Miguel Á. Rite

“Eres el resultado de todos los que te han precedido”. La Fase 4 del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM) podría definirse con esta frase de su nueva película. Esta es ‘Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos’, la cual en su primer fin de semana ha sido un éxito recaudando más de 120 millones a nivel mundial. Todo un logro para una película de origen y más aún de un personaje desconocido para gran parte del público. Tras unos meses de problemas en Disney por los estrenos híbridos, la piratería y los tribunales (recordemos que hay una demanda en curso de Scarlett Johansson por el estreno en Disney+ y cine de ‘Viuda Negra’) esto ha supuesto un soplo de aire fresco.

La película dirigida por Destin Cretton (‘Cuestión de justicia’) cuenta con una base, tanto de reparto como de imaginario prácticamente asiática, alejada totalmente de las barras y estrellas del Capitán América y la gran mayoría de cintas del UCM. Esta trata la historia de Shang-Chi (Simu Liu) un joven entrenado desde la infancia para dominar las artes marciales. En la actualidad vive una apacible vida en EE.UU pero el pasado siempre vuelve y su padre (Tony Leung Chiu-Wai), el Mandarín y líder de los Diez Anillos (esta vez sí, eh Ironman 3) irá en su busca para cumplir con sus planes. Una cinta llena de acción, magia y cameos que harán las delicias de los más frikis.

El legado, el pasado y el conflicto con este será la tónica de la historia. Shang-Chi enfrentándose a su padre el Mandarín. Imagen de Sensacine.

Esta historia supone un punto de partida para la nueva etapa de Marvel, en cuanto a cine se refiere. La Casa de las Ideas se ha puesto las pilas tras un 2020 de sequía. Con las series ya estrenadas han presentado nuevos personajes e infinitas posibilidades (bendito multiverso) pero aún no había sucedido en la gran pantalla. Tras el fin de ciclo que supuso ‘Vengadores Endgame’, esta Fase 4 sirve para volver a colocar las fichas en el tablero, nuevas y antiguas. Es por eso que a pesar de ser tan distinta del resto de películas se siente cercana gracias a los personajes y conexiones que aparecen, como son el propio Mandarín, Abominación (El increible Hulk 2008) o Wong (Doctor Strange 2018). Sin mencionar las dos escenas postcreditos de la película, en particular la primera, que afianzan este universo compartido.

Esta historia de origen, aunque en el papel pueda no ser la más atractiva de Marvel (recordemos que Shang-Chi es un personaje completamente desconocido), se ha sabido convertir en todo un espectáculo en la gran pantalla. Con unas peleas en escenarios imposibles magníficamente ejecutadas y un trasfondo místico similar al del Hechicero Supremo el disfrute en las salas de cine está asegurado. Donde Iron First no supo brillar Shang-Chi aprovecha las artes marciales y la mitología china para hablar de dragones, leyendas y cultura oriental. Pero sobre todo del legado y la familia.

La cinta está envuelta de magia oriental, como es el caso de la dragona acuática de Talo. Imagen de Sensacine.

Y es que Shang-Chi es una historia sobre la familia, el legado y la sinergia entre pasado y presente. Y la gran familia de Marvel y sus ya más de diez años de universo cinematográfico aún tienen mucho que contar. Es muy probable que (¡Atención Spoiler!) con la aparición de Shang-Chi como aliado de los hechiceros (gracias Marvel por desmelenar a Wong en esta película) veamos al artista marcial en futuras historias de Doctor Strange y de los Nuevos Vengadores. También queda por resolver el misterio de la procedencia de los anillos y del reino mágico de Talo. Además de la confirmación en voz baja de una futura serie sobre Los Diez Anillos con Xialing como líder de la banda.

En conclusión, en un momento en el que Marvel Studios necesita volver a comenzar ciclo, pero al mismo tiempo abogar por la diversidad y la creatividad, ‘Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos’ se postula como un primer paso en la dirección correcta. El próximo será el turno de ‘Los Eternos’ (estreno 5 de noviembre en España) dirigida por la oscarizada Chloé Zhao (‘Nomadland’).

Shang-Chi te gustará si: Eres fan de Marvel Studios y confías en su buen hacer para expandir su universo. Y si eres fan de la acción, la magia o ambas, porque no.

No te gustara si: Buscas historias de los superhéroes más típicos y no te apetece un rediseño de personajes menos conocidos. O no te llama el género de artes marciales.

Tráiler ‘Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos’. Cuenta de Marvel Studios España.