Eres una persona corriente. Tienes trece años en la Hungría de 1944. Vives con tus abuelos a los que quieres con locura. Te encanta bailar la música de la época y estás enamorada de un chico de tu clase. Todo va bien, pero de repente, surge un problema: eres judía. De un día para otro todo se tuerce. Los soldados nazis llegan a tu ciudad. Prohíben a los judíos tener negocios y tu abuelo se queda sin la farmacia que regentaba. Cierran las escuelas judías y no puedes ir a clase. Te obligan a vivir hacinada en un ghetto y finalmente, te deportan a Auschwitz.

Inspirada en el diario de Eva Heyman, la cuenta @eva.stories intenta narrar el horror del holocausto de una manera innovadora: a través de Instagram stories. Adaptando la historia a los nuevos formatos de consumir televisión, cada vez menos centrados en el aparato televisivo y girando más entorno a Internet, los creadores pretenden acercar esta terrible parte de la historia al público más joven, haciendo que se identifiquen con la protagonista.

La idea surge del magnate israelí Mati Cochavi y su hija Maya que, coincidiendo con el 2 de mayo, Día Internacional del Recuerdo de las Víctimas del Holocausto, publicaron esta serie de videos que ya cuenta con más de un millón y medio de seguidores.

Personajes relevantes elogian esta nueva perspectiva de contar historias y de acercar la misma a los jóvenes, informándolos y creando conciencia. Sin embargo, otros distan mucho de esta opinión y hasta comparan esta pequeña película con la gente que se hace fotos para Instagram en las vías de tren de Auschwitz. Personalmente, os invito a ver las stories de esta cuenta y a juzgar por vosotros mismos, no os dejarán indiferentes.

Los clips terminan con Eva grabándose en un tren dirección al campo de exterminio, pero el diario, que consiguió salvarse gracias a que la cocinera de la casa donde vivían lo escondió, acaba un poco antes con unas palabras estremecedoras: “Querido diario, no quiero morir. Quiero vivir aunque sea la única persona que pueda quedar”.

Eva murió el 17 de octubre de 1944 en Auschwitz junto con otros seis millones de personas que, como ella, sufrieron los horrores del racismo, el fanatismo y la intolerancia, cada año salen artículos, exposiciones, películas, documentales, libros… todos ellos con la intención de que Eva y los demás no caigan en el olvido. ¿Por qué no dejar que @eva.stories sea uno más?