3/5 cofres

 

Anna Castillo y Lola Dueñas protagonizan “Viaje al cuarto de una madre”, largometraje de Celia Rico Clavellino presentado en la 66º edición del festival de San Sebastián en la sección New Directors.

Leonor (Anna Castillo) vive con su madre Estrella (Lola Dueñas), ambas llevan una vida tranquila en su pequeño pueblo. La monotonía y la idea de una vida sin expectaciones de un gran futuro hace que Leonor se replantee las cosas. Tras la vuelta por vacaciones de una compañera que trabaja fuera del país, Leonor decide dar una vuelta de 360 grados a su vida e irse del pueblo en el que se crió, ese mismo en el que no le augura nada prometedor. Sin embargo, su madre no está nada de acuerdo con esta situación…

Viaje al cuarto de una madre te hace reflexionar sobre la vida, en muy poco tiempo te pones en el papel de Leonor, te dan ganas de comerte el mundo, de cambiar totalmente tu vida, de viajar, de disfrutar; pero también ves el punto de vista de una madre. Te hace darte cuenta cuan importante son los hijos para los padres, como se convierten en el centro de su universo, como harían cualquier cosa por ellos.

Con esta sencilla película, Celia Rico ha llegado al corazón del público, incluso sacar alguna que otra carcajada a la sala de cine, pero si algo ha conseguido de verdad es emocionar a cada una de las personas allí presentes con este maravilloso filme. Y esto se ha reflejado no solo en las largas colas que había en los cines de San Sebastián para ver los pases, sino en los premios que ya ha ganado. Recibió una mención especial por el jurado de la sección New Directors y fue proclamada por el Jurado Joven (que constaba de 300 jóvenes, de entre 18 y 25 años), como mejor película dentro de su sección, con una puntuación de 8.12 sobre 10.

En esta película se habla sobre un viaje, sobre aprender, sobre vivir, pero por encima de todo eso, esta película habla del amor, de un amor que es superior a cualquier otro, de un amor entre madre e hija.