Mireya Santiago

El último anuncio de la marca de cuchillas Gillette denunciaba los comportamientos machistas, que siguen existiendo hoy en nuestra sociedad.

Gillette ha pasado de vendernos la idea de no quedes con tus amigas hasta que no te depiles (“en 5 minutos estás lista”), a cargar contra aquellos comportamientos retrógrados. Que vienen, la mayor parte del tiempo, de hombres a mujeres. Es un gran paso, pero tendremos que ver más adelante si de verdad están comprometidos con el tema, o simplemente lo han utilizado para vender.

Una mujer besa a un hombre en la mejilla y… ¡bam!, la pantalla es rota por un niño que sale huyendo. El anuncio comienza cuestionándose una frase que la misma marca había utilizado: “¿Es esto lo mejor que el hombre puede llegar a ser?”. En poco menos de dos minutos, las imágenes muestran actitudes machistas y retrógradas del día a día; son los llamados micromachismos. Situaciones a las que las personas estamos tan acostumbradas, que nos pasan desapercibidas. Es por esto, que son tan difíciles de erradicar.

Ataca contra la homofobia, que tiene base también en el machismo, contra los piropos callejeros, el humor misógino (que ridiculiza a la mujer), la naturalización en la sexualización del cuerpo femenino, la subestimación de la mujer en los puestos de poder. Pero sobretodo, la campaña se centra en educar hoy a los niños para que el día de mañana sepan respetar, de ahí la frase “because the boys watching today, will be the men of tomorrow” (porque los niños que están mirando hoy, serán los hombres de mañana). Además, habla de como los propios hombres tienen que empezar esto desde ellos mismos.

La polémica.

Sin embargo, el anuncio parece no haber sido agradable para todos. Miles de críticas han saltado sobre él, durante días ha estado en el centro de la polémica. ¿Es denigrante para el género masculino? Obviamente no. Pero son muchos los que ya han empezado su boicot a la marca Gillette por las redes sociales, donde han colgado fotos tirando las cuchillas a la basura, entre otras cosas.

Sí es cierto que si el anuncio te ha molestado, deberías hacértelo mirar. Ya que el anuncio pretende denunciar la masculinidad tóxica. Personalmente, como persona que busca la ruptura de este sistema machista, la campaña me parece un gran avance. Pues aúna importantes puntos que erradicar; y lo hace incomodando. Ya que para cambiar algo, tienes que incomodar un poquito.