Alba Blanco

Ganó Amaia la edición, pero eso no ha hecho que el resto de sus compañeros hayan pasado a un segundo plano. El éxito, el talento y el esfuerzo está más que repartido en esta generación de jóvenes cantantes.

  1. LO MALO

El videoclip se publicó en YouTube el 6 de abril de 2018. Ya contábamos con su éxito tras la actuación de Aitana Ocaña y Ana Guerra (o Aitana War, que lo mismo es) en OT, en la que finalmente no llegó como canción elegida para Eurovisión.

A pesar de ello, cuando escuchamos “Lo malo” por primera vez, teníamos una cosa clara: iba a ser la canción del verano.

Pegadiza, dinámica y feminista, fueron muchas las pancartas que se pudieron ver el 8 M repartidas por toda España, con algunas de las frases de su animada letra.

2. ESTA VEZ

Cepeda compuso algunas canciones estando dentro de la academia. Continúo trabajando duro al salir y esta vez, sacó su primer single debut en YouTube.

“Esta vez” cuenta con 9,4 M de visualizaciones y se publicó hace tan solo un mes. Pocos días después, con “Llegas tú”, Cepeda vuelve a regalarnos un pedacito de su alma.

Su estilo, que bien puede recordarnos al de Antonio Orozco y su inconfundible voz nos transportan por un universo personal e íntimo en el que poco importa más que el poder de la música.

  1. HAY ALGO EN MÍ

Si ya sentíamos devoción por la serie de TV “Vis a Vis”, fue mayor el revuelo en redes sociales cuando Miriam Rodríguez, exconcursante de OT, publicó el single “Hay algo en mí” para la Tercera temporada.

Igual de reivindicativa y feminista que sus compañeras, Miriam nos traslada con su voz hacia las celdas de Cruz del Sur (o debería decir del Norte) para contarnos cómo se sienten las presas y cómo, a pesar de que las priven de su libertad, nunca podrán privarles de algo: de ser mujeres.

  1. NI LA HORA

El videoclip salió a YouTube el 6 de julio de 2018 y actualmente tiene 12 millones de visualizaciones.

Junto a Juan Magan, la canaria y exconcursante de OT, Ana Guerra, nos ha demostrado que el reggaetón puede ser para las mujeres e incluso convertirse en un símbolo de feminismo.

  1. YA NO QUIERO NÁ

En su paso por OT, la conocimos como Mimi. Esa andaluza, sonriente y con aires de diva que, como todos sus compañeros y compañeras, llevaban años soñando con dedicarse a lo que les gusta.

Bailarina desde que es muy pequeña, Mimi siempre ha comentado la conexión que, para ella, tiene la música con la danza: Mi música es baile. Desde pequeña fui una niña inquieta que quería hacerlo todo… Y en mi cabeza lo dibujaba así. Mi proyecto va directamente unido a la danza, cada canción que escribo está pensada para el movimiento. No tendría sentido sin un grupo de bailarines que lo representaran conmigo, por eso no es solo Mimi. Esto es Lola Indigo, publicó hace un mes en su cuenta oficial de Instagram al cambiarse el nombre artístico como Lola Indigo.

Su single “Yo ya no quiero ná” que salió el pasado 19 de julio a Youtube y a las plataformas digitales ha sido un éxito sin precedente, y número 1 en tendencias de vídeos en YouTube.

No sabemos cuánto durará el revuelo de OT, pero si hay algo que está claro, esta generación de artistas no es igual a ninguna otra que haya habido antes. Estos chicos y chicas tienen claro lo que quieren contar y hacer, y no tienen ningún problema en demostrarlo.