Hablamos con Álvaro, guitarrista de Playa Cuberris, sobre su nuevo disco y gustos personales.

Javier Cendrero

La accesibilidad a la música es algo que poco a poco ha ido cambiando. Ha habido numerosas formas de reproducir las canciones, ya sea el vinilo (que vuelve a estar de moda) , el Walkman y sus cintas de cassette o los CDs. Todas ellas pueden seguir adquiriéndose, sin embargo, lo físico ha quedado relegado a los nostálgicos y lo digital predomina en todo el mundo. Como todo, tienen pros y contras, pero desde luego, gracias a la llegada de Spotify o Youtube, tenemos multitud de artistas a un solo click. Así empezó Playa Cuberris, haciendo música por mera pasión y subiéndola a las plataformas, donde atrajeron a gran cantidad de oyentes. Ahora Playa Cuberris presentan su nuevo disco ‘Gigantes‘ y dos conciertos (19 y 20 de Febrero en Valencia y Madrid respectivamente) en los que prometen dar mucha guerra.

En plena mudanza y con paquetes llegando a la nueva casa de Álvaro, pudimos hacer una entrevista y conocer un poco mejor a esta banda formada por cinco miembros y que ya está bajo el sello de Warner Music.

Entrevista

Si tuvieras que definir el grupo en una sola frase; ¿Cuál sería y por qué?

Diría que Playa Cuberris es una banda de rock del Siglo XXI. Parece simple, pero para nosotros el término ‘rock’ es importante. Quieras o no, hoy en día hay muy poco de este género y están cambiando muchas las cosas. Nosotros siempre, por más que a lo mejor no nos mantenemos fiel a los cánones, queremos mantener esa etiqueta de banda de rock.

Tal y como funciona hoy en día la industria; ¿Cómo fue tomar la decisión de publicar un disco?

Fue por pura inercia. No fue una cosa que pensamos ni nos planteamos. Al fin y al cabo hemos hecho un disco porque es lo que se lleva haciendo toda la vida. Además, con Warner, vimos que había suficientes canciones de calidad como para hacer un disco. Es decir, fue por pura lógica.

Respecto al cambio en la industria, lo que si me parece interesante es que mientras antes se sacaban uno o dos singles previos al disco, nosotros hemos sacado seis y es una metodología muy guay para que conozcan mejor el producto.

Favorito no es el término que busco, pero de todas las canciones del disco; ¿Cuál es esa por la que sientes debilidad?

En realidad, eso es algo que va cambiando por días. Ahora mismo, te diría que ‘Zeppelin’ es mi favorita porque es la que más emoción condensa de todo el disco.

A la hora de crear; ¿Cuál consideras que es vuestra mayor virtud?

Diría que nuestra virtud es la constancia. Nos podemos tirar meses buscando el arreglo o el solo que vaya bien con la canción. Suele parecer que no lo vas a encontrar y al final siempre das con ello, con lo que buscas. Dar con lo mejor que puedes hacer creo que nos define bastante.

¿Y algo en que mejorar?

Algo que mejorar sería ponernos de acuerdo a la hora de cómo llegar al final. El grupo ha ido evolucionando a que Pedro (cantante) es quien compone y nos da un producto bastante terminado. Los demás vamos aportando nuestro granito de arena para ir puliendo pequeños detalles, y cuando llegamos al estudio es donde yo tengo el trabajo duro porque tengo que coger todo eso que dice la canción y ponerle un traje que le quede bien.

Los títulos de las canciones me quieren decir algo; ¿Tienen alguna conexión?

Si que es verdad que es como una coincidencia feliz, hay una cierta coherencia entre ellos pero no se ha hecho buscando una conexión conceptual. Pero si que son de una misma época y están hechas con un mismo estado de ánimo, y aunque no es una conexión súper cerrada, la hay.

MINIJUEGO

Para terminar, jugamos a ‘sueña a lo grande’, un minijuego donde nada es imposible y tiene que responder con lo que realmente desea.

¿Colaboración soñada?

Quiero matizar una cosa, no soñamos con ninguna colaboración porque con el tiempo, nos hemos dado cuenta de que tiene que ser la consecuencia de algo y suele surgir sola, con alguien al que admires y tengas buen feeling. En ese caso te diría: Tarque.

¿Lugar soñado donde tocar?

Supongo que el Wizink porque sería un desfase. Pero a mi se me ocurren otros sitios más personales. Me flipan las noches del botánico porque creo que se hacen con mucho mimo, no se abusa del aforo y se crea un clima muy especial. Pero ya te digo que esto es algo más personal, para la banda el flipe sería llenar el Wizink, aunque suene a cliché.

¿Programa soñado al que ir?

Un especial Pasapalabra en el que concursaramos toda la banda. Sería la leche, muy gracioso.

Hablar con Álvaro fue muy ameno. Descubrí la pasión que sentía por la música y las ganas de trabajar que tenía. Playa Cuberris es una banda de rock del siglo XXI que aporta algo nuevo al panorama musical actual. Y como a todas las personas a las que entrevisto, no se libraron de mi pregunta final:

¿Qué le preguntaríais a vuestro yo de dentro de un año?

Mmm, interesante. La verdad que es una pregunta compleja, pero nos preguntaría si tenemos el siguiente disco listo ya.

YouTube video