La exestrella de Disney, Sabrina Carpenter, se hace hueco en la industria musical

Antonia Ivanova Angelova

El gran salto a la fama de la exestrella de Disney, Sabrina Carpenter, se dio en 2013 cuando Disney la seleccionó para el papel de Maya Hart en su nueva serie Girl Meets World. Esta serie es una secuela de la famosa producción de ABC titulada Boy Meets World, que se emitió en los años noventa. En esta secuela el protagonista de la serie original se ha casado. Ahora le toca a su hija junto con su mejor amiga (Sabrina Carpenter) conocer el mundo. Para todos los interesados en ver los comienzos de esta prometedora estrella en el mundo de la televisión, podéis ver Girl Meets World en Disney +.

YouTube video

Gracias a Disney, Sabrina pudo sacar su primer sencillo Can’t Blame a Girl for Trying que se estrenó en Radio Disney (una estación radial de EEUU). También canta parte de la canción principal de la serie Girl Meets World, anteriormente mencionada. Poco después sacó su primer EP con el mismo nombre de su primer sencillo. Finalmente tras varias colaboraciones con Disney, sacó en 2015 su primer álbum: Eyes Wide Open. Un año después llegó el segundo álbum de estudio y posteriormente su primera gira, con el que comparte el mismo nombre: Evolution. Finalmente su tercer álbum decidió dividirlo en dos partes que fueron publicadas en 2018 y 2019 respectivamente: Singular Act I y Singular Act II. Álbum que también tuvo su gira.

YouTube video

Tampoco deja atrás la actuación…

Sabrina desde su gran debut como estrella de Disney no ha parado de escalar puestos en el complicado mundo de la industria musical. Pero tampoco ha dejado de lado la interpretación después de terminar su papel como Maya. Ha grabado algunas de las películas de adolescentes más populares de Netflix: en 2019 la película Tall Girl y en 2020 Work it. Ambas producciones han servido como un gran escaparate para la cantante y actriz, ayudando a que consiga más reconocimiento. Si todavía no conocéis la música de Sabrina o su afición por la interpretación, ¿a qué esperáis?

YouTube video