Alba Blanco

Soñaba con ser bailarina, pero se encontró con muchas dificultades a lo largo del camino. Entre ellas, una muy importante e inevitable: su altura. Con 1,70 m resultaba poco concebible que Audrey Katheleen Ruston, también conocida mundialmente como Audrey Hepburn, pudiera dedicarse a la danza.

No obstante, como sucede a veces muy irónicamente en la vida, su constitución forjó a la que sería (y es) una de las mayores referentes en el mundo de la interpretación hollywoodiense. A una mujer tierna y buena, a una luchadora y trabajadora innata y a una embajadora de Unicef con mucha sensibilidad hacia aquellos más necesitados y vulnerables en el mundo. 

Si queréis saber más a cerca de este personaje, en ElCofreSuena os recomendamos una serie de libros biográficos que recogen mucho más allá de la leyenda ya conocida:

Los tesoros de Audrey Hepburn: Fotografías y recuerdos de una vida llena de estilo y determinación. Ellen Darwin y Jessica Z. Diamond. LIBROS CÚPULA

Es un libro costoso y muy grande. El típico que no puedes leerte cuando vas en el metro camino de la universidad, pero te permite poder tener un nivel de documentación de la figura de Audrey Hepburn bastante alto.

El libro repasa, con una exhaustiva y correcta documentación, de principio a fin su vida, pasando por todas sus etapas a nivel profesional y personal. De carácter biográfico, el libro recoge verdaderos tesoros como hace justicia a su nombre. Documentos exclusivos como cartas recibidas y enviadas a la actriz, su documento de identidad durante la guerra (año 1944), una hoja de organización del rodaje de Sabrina y una hoja del guion que empleo Audrey para prepararse “Desayuno con diamantes” no son más que algunas de las exclusivas joyas que vamos a encontrarnos en este maravilloso y grueso libro que no solo documenta, sino que además se convierte en todo un preciado recuerdo para el futuro.

Audrey Hepburn: Un espíritu elegante. Sean Hepburn Ferrer. LIBROS CÚPULA

Escribo este prólogo casi nueve años después de que Audrey Katheleen Hepburn nos dejara. Era – o debería decir, es – mi madre. Empecé a escribir este pequeño libro el 21 de enero de 1993, el día después de su fallecimiento. Tardé más o menos cuatro años en poner por escrito las primeras palabras.

Con estas sinceras palabras hacia el lector empieza Sean Hepburn Ferrer, el hijo de Audrey Hepburn, la biografía de su madre.

Un libro lleno de fotografías y documentos de archivo privados que, bajo la narración de Sean Hepburn, nos relata la vida de Audrey desde su nacimiento hasta el día que fallece.

Anécdotas, recuerdos de navidades y veranos, admiración y cariño retratan la figura de un espíritu carismático que termina de enamorar al lector un poco más cuando termina la lectura. Una mirada profundamente intimista y sincera nos descubre un lado más desnudo del personaje. Al fin y al cabo, ¿quién mejor que su hijo para contarnos quién fue Audrey Hepburn?

Audrey Hepburn: La biografía. Donald Spoto. DEVOLS!LLO

En una edición mucho más cómoda y transportable, uno de los mayores conocedores biográficos de Hollywood, Donald Spoto, nos retrata la vida de Audrey Hepburn, bajo un crisma de respeto y honestidad.

Citando a Henry James, en La fuente sagrada (1901) a modo de cita “Era la encarnación, la demostración del encanto”, Spoto nos cuenta el espíritu frágil y sensible que escondía Audrey a lo largo de toda su vida y de su maravillosa carrera como actriz.

Un libro completo y bien documentado que resulta, por su tipo de formato, muy cómodo y sencillo de leer. Incluye fotografías de Audrey en los rodajes en los que trabajó, así como otras de su vida personal y de su trabajo como embajadora de Unicef.