Alba Blanco

En 1899 ya habíamos aprendido a dominar la oscuridad, pero no el calor de Texas. Nos levantábamos de noche, horas antes del amanecer, cuando apenas había una mancha añil en el cielo oriental y el resto del horizonte seguía negro como el carbón.

Así comienza narrando la protagonista de esta novela su historia, Calpurnia Tate, una niña que vive en un pueblo cercano a Texas. Influenciada por su abuelo, antiguo biólogo miembro de la famosa asociación National Geographic Society, Calpurnia pronto empieza a sentir un interés científico por descubrir y estudiar todo lo que ve a su alrededor, especialmente a las especies vegetales y animales que le rodean.

Contextualizada en un momento complicado para la mujer, la educación de Calpurnia parece estar destinada a aprender a tocar el piano, coser y cocinar únicamente. No obstante, poco a poco empezará a pasar más tiempo con su abuelo, el cual a pesar de ser un poco huraño terminará enamorándose de la personalidad de su nieta y comenzará a pedirle ayuda para colaborar con él en sus observaciones del mundo natural.

Escrita por Jacqueline Kelly constituye su primera novela, y cuya historia se ha prolongado hasta una segunda entrega en la que los lectores redescubren a Calpurnia, en el Curioso mundo de Calpurnia Tate.

Un libro muy recomendado para aquellos amantes de la lectura de aprendizaje en escala. A medida que se avanza en la novela se va sabiendo más datos curiosos a cerca de especies de insectos, plantas y el mundo natural. Tal y como expresó Ricard Ruiz Garzón a cerca de la novela: Una gran novela de aprendizaje cuyos lectores se convertirán en buenos lectores, buenos científicos y, sobre todo, jóvenes curiosos y apasionados.