NATALIA SÁNCHEZ

La vida a veces es tan breve
y tan completa que un minuto
cuando me dejo y tú te dejas
va más aprisa y dura mucho.
 

La vida a veces es más rica.
Y nos convida a los dos juntos
a su palacio, entre semana,
o los domingos a dar tumbos.

La vida entonces, ya se cuenta
por unidades de amor tuyo,
tan diminutas que se olvidan
en lo feliz, en lo confuso.

La vida a veces es muy poco
y tan intensa -si es tu gusto-
Hasta el dolor que tú me haces
da otro sentido a ser del mundo.

La vida; luego, ya es nosotros
hasta el extremo más inmundo.

Porque quererse es un castigo
y es un abismo vivir juntos.

Con estos versos de Jaime Gil de Biedma, que dan título a la novela, comienza. Carlos del Amor consigue una novela íntima, delicada, deliciosa, que destiñe melancolía en cada uno de esos pequeños detalles que conforman las historias cotidianas y que precisamente es esa cotidianidad lo que las convierte en tan extraordinarias.

En la que fue la primera novela del periodista de RTVE por 2013, nos pondrá en la piel de uno de los miles patitos que cayeron de un barco mercante, la sorpresa de una mujer al descubrir que su madre es protagonista de una de las fotos más famosas del siglo pasado, la perplejidad de recibir una carta de un amor casi olvidado 50 años tarde, corazones en paro, besos en aeropuertos, memorias sin recuerdos… todas estas historias tratadas con la peculiaridad sensibilidad y mirada particular que caracterizan al autor.

“La vida a veces” recopila veinticinco relatos alrededor de un hilo conductor: la vida. Nos presenta historias con las que se ha topado el periodista, sencillas, muy variadas, recoge flashes de nuestras vidas, pequeños momentos… Historias en las que no faltará el sentimiento ni la emotividad, en todo momento bien conducido. En esta novela no hay ni malos ni buenos y todos, incluidos los lectores, son protagonistas.

Estos relatos humildes, esconden más de una lectura, que harán al lector maravillarse y reflexionar sobre lo común y diario.

Les recomiendo que se dejen llevar por esta vida que a veces nos duele, a veces nos hace feliz, a veces nos da tranquilidad o nos lleva por una montaña rusa… por esa vida a que a veces araña el corazón pero que luego lo recompone. Lean estos maravillosos pedazos cotidianos tan bien contados, del día a día, de historias mínimas, melancólicas, esos detalles que por ir muy deprisa nos perdemos. Deténganse y saboreen todos esos retales de vida con los que seguramente nos choquemos cada día o rocemos, al subir en ascensor, al ir en autobús… mezclándonos y siendo, irremediablemente, parte de ellos sin darnos cuenta.

El libro está a la venta en tiendas digitales como Casa del Libro o Amazon.

Foto de cabecera: kiketaberner.com