Crítica de “Todas las criaturas grandes y pequeñas”, la exitosa serie británica que llega a Filmin

Alba Blanco

En estos tiempos que corren, convulsos, complejos y estresantes, ver series amables que nos hagan evadirnos de la realidad es más que necesario. Con más de 5 millones de espectadores en Gran Bretaña, “Todas las criaturas grandes y pequeñas” llega a Filmin para reconfortarnos y hacernos un poco más felices. Esta heredera de “Los Durrell” es la nueva adaptación televisiva de los célebres libros del veterinario y escritor James Herriot, tras la mítica serie homónima que se emitió en Inglaterra entre 1978 y 1990.

En la serie, el excéntrico Siegfried Farnon decide contratar al recién licenciado James Herriot como ayudante en su consulta veterinaria en Skaldale House, un pueblo ubicado en los valles de Yorkshire. Junto a ellos, encontramos a Tristan, el hermano pequeño de Siegfried: la adorable Helen, hija de un granjero de la zona; y la Sra. Hall, ama de llaves de la mansión. Recuerda sus nombres, porque te vas a enamorar de todos ellos.

Y en efecto, es imposible no hacerlo. Y es que los personajes de “Todas las criaturas grandes y pequeñas” son entrañables. Enseguida empatizamos con ellos, les conocemos en su intimidad, vemos sus buenas intenciones. Pasan a ser como parte de la familia. Todas las tramas en las que se ven envueltos nos atrapan y nos entretienen. Y lo que es lo más importante, sabemos más o menos como van a acabar: con un final feliz.

Fotograma de “Todas las criaturas grandes y pequeñas” (Filmin)

Si algo hace de esta serie un buen producto audiovisual en este momento es justo eso. Que su trama va acabar bien. Algo que se agradece en los tiempos que corren, en los que los finales felices parecen no formar una parte tan cotidiana de nuestra realidad. En este sentido, “Todas las criaturas grandes y pequeñas” es una serie para consumir en familia, ya que es apta para todos los públicos, en invierno si es posible (cómo si no trasladarnos a ese maravilloso pueblo británico) y con un buen té (al estilo inglés).

Es de agradecer ver una serie, cuya producción es exquisita, cuyo propósito, lejos de querer ser cínico, es entretener y hacer pasar un rato agradable y mostrarnos que incluso en tiempos de tristeza y soledad, lo más simple y cotidiano puede hacernos cambiar el rumbo de nuestros malos pensamientos. las La serie, que consta de 6 episodios, será estrenada el próximo 3 de noviembre en Filmin.