Crítica de la nueva serie de Netflix Space Force

Cake el Funko

El pasado 29 de mayo se estrenó en Netflix Space Force, una serie en formato sitcom que narra la historia de la recién creada Fuerza Espacial. Puede parecer absurdo, pero Space Force está basada en hechos reales.

En junio de 2018, el presidente Donald Trump, en una conferencia, anunció la creación de una fuerza espacial para la prevención y defensa del espacio. Aunque es cierto que hubo intentos (más bien en la imaginación de algunos), nunsca se concreto nada hasta esa fecha. Es más, ha sido constituida en diciembre del año pasado de forma oficial.

Logo ofical de la Fuerza Espacial de Estados Unidos (Obtenido de su cuenta oficial de Twitter)

Esta serie quiere indagar en esa idea de cómo es esta nueva fuerza espacial con Donald Trump en la cabeza. Para ello se toma su tiempo para ver el universo que envuelve a Space Force y a sus personajes, quedando incluso en un plano aparte. Es una comedia lenta, pero necesaria. No es un bombardeo de chistes. Quieren los creadores que te metas en ese mundo, lo comprendas y entiendas donde están los personajes.

Aquí se nota mucho la mano de Greg Daniels. En The Office, la serie se tomaba el tiempo para entender la “magia” de esa oficina y los personajes. Es más, la primera temporada sirve para sentar sus bases, explorarlas, para ir más allá. En Space Force ocurre lo mismo, aunque no da tanto espacio a los personajes. De todas formas, no esperes otra The Office.

YouTube video

Toda la historia se centra en el General Mark R. Naird (Interpretado por Steve Carrell), que es ascendido y recibe la dirección de la recién creada Fuerza Espacial.Tras el anuncio, vemos que hay un salto temporal de un año. Aquí puede suponer un choque raro, pues desconocemos que ha pasado y ciertas situaciones nos descuadran. Pero este efecto hace que nos metamos de lleno en el nuevo entorno. Vemos que ya el protagonista está dentro de una dinámica con su entorno y resto de personajes.

La relación que vemos más desarrollada es la que tiene con el doctor Adrian Mallory (interpretado por John Malkovich), como dos polos que se van acercando. Por un lado la inteligencia militar y por otro la inteligencia científica. También destaca la relación de Mark con su hija Erin (interpretada por Diana Silvers). Sin embargo el resto de personajes no tienen un desarrollo especial, o bien sirve para avanzar el personaje de Mark o avanzar un poco la trama. Es en este aspecto donde comentaba que falta en esta temporada, ya que hace que no cojas mucho cariño a los personajes salvo los mencionados.

Reparto de "Space Force"encabezado por Steve Carrel
Steve Carrel en Space Force

La seire, como he dicho con anterioridad, se esfuerza en que tanto el humor como la historia gire en torno lo que supone tener una fuerza espacial bajo la supervisión de Donald Trump. Y por ello hay un sentimiento de no saber si es real o no. Hay aspectos tan absurdos que resultan creibles en su propuesta. Y se consigue por prestar atención al detalle de este universo planteado. Los chistes no son abundantes, no es necesario, porque es el escenario y cómo actúan los personajes.

En definitiva, es una serie que se toma su tiempo. Es distinta por eso, no tiene prisa en llegar a los sitios ni decirte todos los chistes a la cara. Espera a la cuenta atrás para despegar contigo y volar con otras temporadas. No es un diez, pero si merece la pena seguir su rastro.

Otros estrenos que te pueden interesar: Aquí