Vandalismo al cuadro, versiones a color de la obra o cómo termino de ser un cuadro para un torero a un símbolo contra la guerra

Sara Pardo

La semana pasada el famoso cuadro de Picasso fue el elegido para comentar en la EvAU de Madrid de historia del arte. Es por eso que hoy exponemos algunas de las curiosidades más interesantes del Guernica. Además, si os interesa hay un storytelling de la obra en la web del Reina Sofía.

El Guernica es un cuadro realizado por Pablo Ruiz Picasso entre mayo y junio de 1937. El gran mural representa el horror de la guerra, en especial la Civil española que había comenzado un año antes. La obra está inspirada en los bombardeos que sufrió el pueblo vasco Guernika por parte de la Legión Cóndor, donde fallecieron 1654 indefensos civiles. Sus colores varían en la escala de grises, sin cambiar de paleta cromática y la composición en pirámide se divide en dos grupos: el primero, aquel formado por animales como el toro, la paloma y el caballo; y el segundo conjunto sería de personas tales como el soldado muerto y las mujeres.

Picasso pintando el Guernica

Las curiosidades del Guernica:

  1. De un homenaje a un torero a un símbolo bélico. Este cuadro fue un encargo del Gobierno Republicano para el pabellón español de la Exposición Internacional de París de 1937. Picasso que tenía muchos encargos tuvo que recrearse y aprovechó unos bocetos pensados para un encargo del aniversario de la muerte del torero Joselito para diseñar el Guernica.
  2. Conversación entre un soldado nazi y Picasso. Se dice que Pablo mantuvo una conversación con un soldado nazi cuando irrumpió en su casa para hacer un registro. El militar le preguntó al ver una parte del cuadro si lo había hecho él, a lo que el artista respondió “no, lo hizo usted”.
  3. El cuadro ha pasado más tiempo fuera de España que en el país. Esto se debe a que Pablo no se dignó a que la obra pisase España hasta que el país no viviese en democracia. Su lugar de descanso fue el MoMA (Museum of Modern Art) hasta 1981 que se estableció en el Museo Reina Sofía.
  4. Acto vandálico con un graffiti. Durante los años que estuvo expuesto en el MoMA sufrió un ataque por un artista iraní que protestaba contra la Guerra de Vietnam. Escribió con un spray rojo “kill lies all” (muerte a todas las mentiras). Además fue asaltado otra vez antes de llegar a Madrid cuando un visitante le hizo un pequeño orificio con un lápiz.
  5. La versión a color que no cuajó. En su concepción original Picasso quería que su obra tuviese color como el resto de sus obras, pero el escritor e íntimo amigo de Picasso, Bergamín le dijo que no pusiese ninguno. Para convencerle propuso que colocase papeles de colores como si fuese un mosaico para contemplar como sería. Pablo así lo hizo y quedó horrorizado con el resultado. Así es como la obra se mantuvo en una paleta de grises.