‘Chavalas’ es la ópera prima de Carol Rodríguez Colás. Una película con altos y bajos que reivindica de dónde venimos

Javier Cendrero

*Esta crítica ha sido redactada tras su pase en el Festival de Málaga y no contiene spoilers*

Las clases sociales siempre han sido un tema recurrente en el mundo del cine. Hay numerosas maneras o perspectivas de abarcar dicho asunto. ‘Chavalas’ decide centrarse en los estereotipos que supone ser de barrio y en las dificultades que sufre la población joven en el mercado laboral.

La cinta es irregular e imperfecta y no es un caso en el que se pueda afirmar la famosa frase: “parte de su encanto reside en dicha imperfección”. No. ‘Chavalas’ tiene ciertos puntos que causan que el resultado final chirríe ligeramente, pero para ser justos, también es cierto que consigue transmitir el mensaje que pretende gracias a algunos momentos espontáneos, unas situaciones con las que identificarse y unas actuaciones ejemplares.

Carol Rodríguez y su hermana Marina (Guionista), ambientando la película en su propio barrio, ese en el que tuvieron vivencias muy similares, mandan un mensaje muy importante: ser uno mismo es maravilloso y nuestras raíces no están para ocultarlas sino para sacar el mayor aprendizaje de ellas y ponerlo en práctica.

*’Chavalas’ ha sido estrenada este viernes 3 de septiembre en cines*

'Chavalas'
Cartel promocional de la película

A medio gas

Los inicios. En la vida, empezar con buen pie allana bastante el camino restante en la mayoría de los ámbitos. En el cine no es menos. Qué importante es un buen inicio. No tenerlo no significa que no pueda seguirle un correcto desarrollo y desenlace, pero si que puede convertirse en un dardo tranquilizante para aquel que esté sentado en la butaca.

Chavalas‘ desde luego no destaca por su comienzo. Empieza siendo algo muy distinto de lo que quiere ser, y aunque es cierto que es una introducción necesaria para poder explicar una consecuencia, también lo es que se hace demasiado pesada y sobre todo, artificial.

Este principio renqueante y el uso de una más que dudosa banda sonora (que se asemeja a las usadas en sitcoms infantiles o sketches) tampoco es un cataclismo de grandes dimensiones, pero si que hace mella a la más que notable segunda parte de la película.

Sabe lo que quiere

Una de sus mayores virtudes reside en la capacidad de la directora de transmitir el mensaje al que quería dar voz junto a su hermana. Su ciudad, su barrio, sus ideas. Todo esto hace que la película se mimetice a la perfección con el concepto de Carol.

El factor principal que ocasiona este resultado, son las soberbias interpretaciones de sus cuatro protagonistas. Vicky Luengo, Carolina Ayuste, Elisabet Casanovas y Ángela Cervantes son el cuarteto sobre el que se sustenta toda la película. Cada secuencia en la que hacen acto de presencia, la cinta pasa a un nivel superior y adquiere una capa emotiva y realista que se echa de menos en otras partes del metraje.

Otro de sus puntos fuertes es el acertado retrato de distintas situaciones cotidianas con las que el espectador se sentirá identificado y esbozará varias sonrisas de complicidad. De nuevo, muchos momentos de los personajes principales son los que provocarán esta sensación.

Chavalas‘ es un buen debut en el mundo del largometraje por parte de Carol Rodríguez Colás. Una película sobre la importancia de no avergonzarse de nuestras raíces , que reivindica el talento de la población joven y que consigue llegar a la fibra del espectador. Un film en el que si el inicio estuviese al nivel del resto del metraje estaríamos hablando de otra cosa.

YouTube video