Analizamos el cortometraje Beginner’s Class, en la tercera Edición del Festival de Cine Indie coreano

Alba Blanco

Beginner’s Class, dirigido por Kim Hyun-jung, causó una gran sensación en el Festiva de cine de Seúl. Presentado en la tercera Edición del Festival de Cine Indie coreano, disponible en Filmin, según el jurado de dicho festival, es la perspectiva del cortometraje lo que le hace especial. Según el mismo, la historia logra ser “muy significativa” ya que “tiene una perspectiva muy distinta al haber sido realizada en Daegu y no en Seúl, la capital del país”.

En la película, Ge-yeong Park es una joven aspirante a guionista. Se desplaza todos los días desde los suburbios hasta Seúl para asistir a clases de escritura de guion. Desde el primer momento, el espectador conoce a la protagonista. Es una joven tímida, reservada, con ciertos problemas para relacionarse. Pronto se ve reflejado en la relación de amistad que empieza con sus compañeros de clase. En especial con una compañera, que decide acercarse a ella. Algo que le generará ciertos problemas a Ge-yeong.

Amor adolescente de manual

En el filme, Ge-yeong se muestra como una chica comprometida con los derechos LGTBI. De hecho, la primera historia que presenta en el aula trata de dos chicas que se enamoran. Sin embargo, ella no parece tener tan claras sus preferencias. Pronto empieza a acercarse más a una de las chicas de su clase, pero esto solo le trae momentos incómodos. Es amor adolescente de manual: chica tímida quiere a chica segura, chica segura se acerca, pero es rechazada por chica tímida que no sabe lo que quiere. Luego chica segura deja de hacer caso a la chica tímida, y esta tiene un ataque de celos. Esto podría ser un spoiler, pero el espectador conoce demasiado esta dinámica como para no esperarlo.

Cartel del cortometraje. (Filmin)

Un personaje femenino rompedor

El personaje de Ge-yeong rompe bastante con los cánones femeninos de la sociedad femenina coreana. Muy acostumbrada a callar y acatar. En una de las escenas finales, vemos como el personaje rompe el silencio que tanto le atormenta y se revela. Esto resulta magnífico desde el punto de vista de guion, ya que rompe al personaje plano de la típica chica tímida, y al mismo tiempo, muestra otra figura de la mujer coreana.

A este molde social prestablecido, hay que añadir la diferencia física que tiene la protagonista con el resto de personajes. Vemos que tiene acné, que no se maquilla, que no se preocupa por su aspecto. Algo diferenciador también en una sociedad en la que la belleza y la perfección en la figura de la mujer parece casi una obligación. En este sentido, la protagonista rompe con muchas barreras y estereotipos sociales.

Cartel del Festival Indie & Doc de Cine Coreano (Filmin)

Diferencias sociales y culturales

La protagonista viene de un pueblo lejano al centro donde imparte las clases. Esto pronto se ve afectado en sus relaciones con los demás. Aunque no a modo de burla, los chicos y chicas de la clase pronto se mofan de ella por su acento. Esto no le ayuda demasiado a la joven, que es tremendamente tímida. Algo similar pasaría en su forma de pensar. Ya que a pesar de ser presentada como un personaje comprometido con los colectivos discriminados, a veces resulta predicar menos con el ejemplo que sus compañeros.

Asimismo, el cortometraje permite, de forma natural y realista, adentrar al espectador en la juventud coreana. En particular, en un ambiente festivo y de ámbito cultural y liberal, en el que vemos a jóvenes amantes del cine, aspirantes a guionistas. Sin duda, un cortometraje muy interesante, desde el punto de vista sociocultural, y realizado al estilo documental. Este cortometraje y muchos otros, están disponibles en Filmin, en la sección del Indie & Doc Fest Cine Coreano hasta el 21 de junio.