Alba Blanco

Ingmar (Jorge Andreu) es un niño de nueve años que vive con su padre Víctor (Luis Callejo), antiguo director de cine que se encuentra en paro y deprimido tras la muerte de su mujer (Macarena García) que se suicidió a base de barbitúricos en la bañera por depresión. La situación precaria y decadente que rodean el ambiente de los dos protagonistas se entremezcla con el cine, una pasión que ambos comparten.

La maravillosa imaginación de Víctor impregna de entusiasmo a su hijo Ingmar que, lejos de decepcionarse, confía ciegamente en su padre a pesar de todas las trabas económicas que atraviesan.

Con una narración de cuento, su directora Zoe Berriatua, que es conocida por Los héroes del mal, escribe una historia llena de referencias a los clásicos. Los decorados hechos a mano y el tipo de color en la imagen nos recuerdan inmediatamente al cine de George Méliès, en concreto a su conocido “Viaje a la luna”, película a la que se hace un especial homenaje.

Con un reparto conformado por nombres como Macarena Gómez, Magüi Mira, Kiti Manver, Ingrid García Jonsson y Álvaro Roig, las actuaciones que, sin duda, impresionan son las de sus protagonistas: Luis Callejo y Jorge Andreu. La relación padre-hijo es tan tierna como sincera y en ella se deja ver a un Luis Callejo muy profundo y desnudo y a un Jorge Andreu que promete mucho en la próxima generación de actores de nuestro país.

Contada a ratos como una road movie, En las estrellas (disponible en Netflix) nos va moviendo por distintos lugares y escenarios tanto reales como no reales. Aunque, ¿Qué es real y qué no lo es en el cine? Optaba a una nominación en la edición número 33 de los Premios Goya a Mejor Música Original. Su preciosa banda sonora que ha sido compuesta por Ivan Palomares, no logró alzarse con el premio pero al menos, consiguió estar en la gala.

Sin duda, una mágica historia la nueva apuesta del excéntrico y maravilloso Álex de la Iglesia. Para aquellos que aman y sueñan con cine, y que pase lo que pase, nunca dejan de intentarlo. Porque el cine, señores y señoras, para eso está.