ALBA PASCUAL

Esta edición del Festival de San Sebastián ha sido un poco extraña, como el propio año. Cada vez que entrabamos en las diferentes salas de cine y se apagaban las luces, se nos indicaba de forma precisa las medidas preventivas necesarias para poder permanecer en la sala. El video finalizaba con el habitual logotipo de la concha, pero esta vez con una sonrisa dibujada y acompañada de un “muchas gracias por venir al cine”. Ese agradecimiento que precedía cada proyección debe hacerse de vuelta a toda la organización y el equipo de voluntarios del festival. Estos han apostado por tirar el certamen adelante a pesar de las complicadas circunstancias y demostrar una vez más que el cine es necesario y la cultura es segura

CONCHA DE ORO Y LA PELÍCULA MÁS PREMIADA DE LA EDICIÓN

Tras una intensa semana de proyecciones, este año el Festival de San Sebastián se despidió con una gala de clausura amenizada por la música de Ennio Morricone y coronada con la Concha de Oro a la georgiana Beginning de Dea Kulumbegashvili. La película gira entorno a Yana, la esposa del líder de una comunidad de Testigos de Jehová que es atacada por un grupo extremista. Además de mejor película, el film también se llevó el premio a Mejor dirección, Mejor guion y Mejor actriz para Ia Shukitsashvili. No exenta de polémica, Beginning ya apuntaba maneras desde su primera proyección se generó el típico debate de “fascinación vs rechazo”.

MEJOR INTERPRETACIÓN MASCULINA

Antes de Beginning, una de las películas más esperadas y nombradas del festival fue Druk de Thomas Vinterbeg. El film narra la historia de cuatro profesores que deciden hacer un experimento sociológico. En este experimento cada uno de ellos deberá mantener la tasa de alcohol en su cuerpo al mismo nivel durante su día a día, intentando demostrar que de esa manera pueden mejorar en todos los aspectos de su vida. Druk se llevó la merecidísima concha de plata a la Mejor Interpretación Masculina para los cuatro protagonistas de la película: Mads Mikkelsen, Thomas Bo Larsen, Magnus Millang y Lars Ranth.

PREMIO ESPECIAL DEL JURADO

El Premio Especial del Jurado fue para el documental Crock of Gold: a Few Rounds with Shane MacGowan, dirigido por Julien Temple y producido por Johnny Depp. Este, a pesar de su retraso de más de cuarenta minutos para llegar a la rueda de prensa, fue recibido como “la gran estrella” del festival. Entre muchas otras anécdotas, el actor explicó que la magia del documental residía en el impredecible temperamento de su protagonista. Temple aseguró que muchos días rodar suponía un reto porque no sabían que se encontrarían. Sin embargo, el resultado es un excelente documental musical plagado de animaciones e imágenes de archivo inéditas de la banda. Además de testimonios de la propia familia de MacGowan que celebran la interesantísima trayectoria del poeta punk irlandés.

SECCIONES PERLAK, ZABALTEGUI-TABAKALERA Y NEW DIRECTORS

Más allá de las grandes ganadoras de la sección oficial del Festival de San Sebastián las secciones Perlak, Zabaltegui-Tabakalera, Horizontes latinos y New Directors trajeron muchas propuestas arriesgadas e interesantes. Destacamos cinco títulos en especial.

Sección Perlak

Never Rarely Sometimes Always

Never Rarely Sometimes Always de Eliza Hittman (proyectada en la sección Perlak), fue una de las películas más aplaudidas y esperadas del certamen. El film explica la historia de Autumn, una adolescente de diecisiete años apática y callada que se ve obligada a lidiar con un embarazo accidental y sin alternativas viables para poder realizar un aborto en su propio estado. Ante esta situación, ella y su prima deciden reunir algo de dinero y montarse en un autobús rumbo Nueva York con el fin de ir a una clínica de aborto. Never Rarely Sometimes Always es una película valiente que no necesita decoraciones ni artificios para permanecer en la memoria y alzarse como una de las más interesantes del año.

No los necesita porque se vale de su austeridad y su sobrecogedora contención para hacernos entender la crudeza de la situación en la que se encuentra su protagonista. Un precioso retrato sobre la sororidad y lo que significa ser joven y mujer. Never Rarely Sometimes Always es un ejercicio de veracidad y un hermosísimo viaje al centro del corazón adolescente. ¡Pequeña, desgarradora, y necesaria!

Nomadland

Al igual que la película de Hittman, Nomadland de Chloé Zao era una de las más esperadas gracias a su Premio del público en Toronto y su León de oro en Venecia. Protagonizada por una portentosa Frances McDormand, Nomadland narra la historia de una mujer que después de perderlo todo durante la recesión, se embarca en un viaje hacia el Oeste americano viviendo como una nómada en una caravana. Zao ya apuntaba maneras con sus dos películas anteriores: Songs My Brothers Taught Me y The rider, pero con Nomadland la directora cierra un ciclo.

A camino entre el documental y la ficción, el film recolecta una serie de testimonios reales que funcionan como la base sobre la que se construye el personaje de McDormand, Fern. Haciendo uso del imaginario de las badlands (el paisaje más identificativo del cine de Zao), la directora nos sumerge en la vida de todos esos nómadas que viven al margen del sistema. Hay paisajes, hay caravanas, hay personas, pero Zao nunca pierde su norte: Fern. McDormand en la cima de su carrera, nos regala un personaje fascinante, divertido y melancólico, una mujer con una integridad de acero, uno de los retratos femeninos mas bellos del cine reciente.

Sección Zabaltegui- Tabakalera

Zabaltegi-Tabakalera es la sección más abierta del Festival de San Sebastián, ya que no hay normas ni limitaciones de estilo o tiempo. Es una sección que da cabida al cine que busca nuevas miradas y formas, una auténtica zona abierta y de riesgo. En una sesión doble de esta edición se proyectaron dos de los títulos más interesantes de la sección: Los conductos, del director colombiano Camilo Restrepo y Correspondencia, de Carla Simón y Dominga Sotomayor.

Ganadora del premio a mejor ópera prima en la última edición de la Berlinale, Los conductos es el primer largometraje de Restrepo después de una larga trayectoria de cortometrajes. La película surge de la amistad del director y su amigo Pinky, el protagonista de la película. El film es valiente, audaz y atrevido. Plagado de metáforas visuales y dejando atrás las estrictas restricciones de las narrativas del cine tradicional, Restrepo crea una dura y poética joya sobre la exclusión social en la Colombia actual.

Con Correspondencia, Simón y Sotomayor nos presentan una emocionante crónica sobre la experiencia y memoria femenina a través de diferentes misivas audiovisuales grabadas en Super 8. En estos intercambios ambas directoras reflexionan sobre el pasado, el presente, la maternidad, los que ya no están e incluso la situación política actual de Chile. Sencillísima en su forma, el juego de imágenes y textos funcionan a la perfección como una carta de amor conjunta sobre lo que supone ser mujer en nuestros días.

Sección New Directors

En New Directors se presentan operas primas de director@s de diferentes países. Este año la ganadora y gran sorpresa ha sido Limbo de Ben Sharrock. El film nos muestra la vida de un grupo de refugiados que esperan que se les conceda asilo en una isla escocesa, pero toda la acción gira entorno a Omar, un joven prometedor músico de laúd. Limbo es una tragicomedia triste y maravillosa, que a pesar de la crudeza de su historia siempre consigue centrarse en sus increíbles personajes y la intimidad que se genera entre ellos en el día a día. Esa espera a la que se ven sometidos, su desesperación por pertenecer a un sitio o simplemente asegurarse una vida digna, se ven perfectamente enmarcadas por el impecable uso de los paisajes en los que deambulan (el mar, la lluvia, la nieve, el viento…).

Sharrock ha dado con la formula más acertada a la hora de denunciar esta situación sin caer en la demagogia ni paternalismo. Para cuando la película acaba, la historia de Omar forma parte de nosotros y se nos hará muy difícil olvidar a todos aquellos que, como él, se encuentran en el “limbo”.