V de vendetta, una verdadera obra de arte que llena la gran pantalla de reseñas culturales

Como cada 5 de noviembre, medio mundo enciende sus pantallas y desempolva la película que readapta la trama de Guy Fawkes y su intento de destruir el parlamento británico en 1605. Como cada 5 de noviembre, en las redes encontramos inmensas fotografías de V, de Evey, de la máscara de Guy Fawkes, de Hugo Weaving, de Natalie Portman e, incluso, de la novela gráfica V de vendetta de Alan Moore – la base con la que se adaptaría la historia a la gran pantalla-.

La mayoría de las personas han disfrutado alguna vez de la interpretación de Hugo Weaving y Natalie Portman en el film V de Vendetta. Casi todos los espectadores y amantes del cine coinciden en que este guiño a Guy Fawkes es una verdadera obra de arte, pero, por desgracia, no todos conocen el gran valor artístico.

Todos sabemos que la carrera del director James McTeige culminó con esta película. El resto son solamente granos de arena en el gran oasis del cine.  No solamente llegaría a culminar su carrera profesional con una adaptación increíble de la novela gráfica V de Vendetta, si no que sería capaz de introducir un gran peso cultural dentro de la misma. Crea una conexión especial entre el cine, la música, los cuadros o la filosofía nunca antes vista. Dejaría de ser un profesional de segunda para deslumbrar al público. Con sus increíbles diálogos hace que la película deslumbre por sí misma teniendo en cuenta la fotografía y la banda sonora.

El arte en V de vendetta

Como he mencionado antes, el peso cultural de esta película es sumamente importante dado que constantemente nos muestra pinturas conocidas que, a simple vista, nadie reconocería como El matrimonio de Arnolfini, de Jan van Eyck. Este cuadro será uno de los muchos que el protagonista, V, custodiará en su guarida. La idea de proteger el arte, en este caso, los cuadros, podría haber sido tomada de Fahrenheitr 451, donde los libros eran memorizados por sus custodiadores para que no se perdiesen. Convirtiendo a V en el protector y custodiador del arte. Y observaremos la constante relación que existe entre V de vendetta y ´El conde de Montecristo´, película que será visionada en el film y que conseguirá llegar a la juventud. La trama y el sentimiento de venganza será lo que haga el símil entre V y Edmundo Dantès.

Pues bien, este peso cultural no solamente se resume en una serie de cuadros, sino que también recaerá sobre sus increíbles diálogos. Parte de ellos serán sacados de autores célebres como Einstein, véase la frase ¨Yo, al igual que Dios, ni juego al azar ni creo en la casualidad¨; como Emma Goldman, véase ¨Una revolución sin baile no es una revolución que merezca la pena¨; o como Nietzsche, ¨Nada es seguro y todo es posible¨.  Otra parte del guion será escogida de novelas literarias como Fausto, “Por el poder de la verdad, mientras viva, habré conquistado el universo”; como Hamlet, ¿Cuántas veces, con el semblante de la devoción y la apariencia de acciones piadosas, engañamos al diablo mismo?”; o como 3ª Ley de la dinámica de Newton, “Toda acción tiene una reacción igual y opuesta”. Sin olvidar de la base más importante: el poema que engloba a la película

´The Fith of November´
     Remember, remember!
    The fifth of November,
    The Gunpowder treason and plot;
    I know of no reason
    Why the Gunpowder treason
    Should ever be forgot!
    Guy Fawkes and his companions
    Did the scheme contrive,
    To blow the King and Parliament
    All up alive.
    Threescore barrels, laid below,
    To prove old England's overthrow.
    But, by God's providence, him they catch,
    With a dark lantern, lighting a match!
    A stick and a stake
    For King James's sake!
    If you won't give me one,
    I'll take two,
    The better for me,
    And the worse for you.
    A rope, a rope, to hang the Pope,
    A penn'orth of cheese to choke him,
    A pint of beer to wash it down,
    And a jolly good fire to burn him.
    Holloa, boys! holloa, boys! make the bells ring!
    Holloa, boys! holloa boys! God save the King!
    Hip, hip, hooor-r-r-ray!

La traducción que hacen en la película será está, lo que acortará el poema:

Recuerden, recuerden, el 5 de noviembre.
Conspiración, pólvora y traición. 
No veo la demora y siempre es la hora
de evocarla sin dilación.

Un guion diferente

Sim embargo, las referencias artísticas no serán lo que más destaquen en el film. El guion estará llevado a cabo de manera meticulosa por lo que podremos disfrutar de todo tipo de figuras retóricas. Normalmente son utilizadas en la literatura, pero vemos cómo encajan aliteraciones constantes el el guion. Las observamos, por ejemplo, en el discurso de presentación que le recita V a Evey:  ¨¡Voilà! A primera vista un humilde veterano de vodevil en el papel de víctima y villano por vicisitudes del destino, este “visage” ya no más velo de vanidad es un vestigio de la vox populi ahora vacua, desvanecida. Sin embargo, esta valerosa visión de una extinta vejación se siente revivida y ha hecho voto de vencer el vil veneno de estas víboras en avanzada que vela por los violentos viciosos y por la violación de la voluntad. El único veredicto es venganza, vendetta, como voto, y no en vano, pues la valía y veracidad de ésta un día vindicará al vigilante y al virtuoso. La verdad, esta vichyssoise de verborrea se está volviendo muy verbosa. Así que solo añadiré que es un verdadero placer conocerte y que puedes llamarme V¨.

A su vez, podemos destacar la importancia de la música, a nivel cultural. Encontraremos composiciones originales de Dario Marinelli con temas como Valerie o Remember, remember, pero también escucharemos en el film música de Tchaikovsky, Obertura 1812; y música de Julie London, Cry me a river.

Otros factores relevantes

Además de todos estos factores culturales, también podemos destacar la increíble fotografía que posee – dirigida por Adrian Biddle– mezclando todo tipo de planos y tomas. Las espectaculares actuaciones de Natalie Portman, que le haría ganar un premio Saturn; Hugo Weavin; Stephen Rea; Stephen Fry; o John Hurt son dignas de mencionar. E incluso, podríamos analizar la evolución de los personajes. La evolución de Evey, una muchacha cohibida y con miedo que desea ser libre y que consigue serlo renunciando al miedo. La evolución del protagonista V, un héroe manipulador, un villano motivado o un antihéroe maquiavélico– en función de la perspectiva del público- que en un principio es movido por su sed de venganza pero será el amor que siente hacia Evey, lo que acabe con dicha sed.

A pesar de las críticas, podemos afirmar que es una gran película con mucho contenido artístico y con una gran cantidad de mensajes subliminales. Este film se ha convertido en el clímax de la carrera profesional del director y en una obra de cine de culto para muchos fans.