Flixolé se va de vacaciones y te invita a disfrutar del verano haciendo un viaje de cine por toda la geografía española

Alba Blanco

Tras los largos meses de cuarentena, parecía casi imposible vislumbrar los meses de verano. No sabíamos que podía pasar. Sin embargo, este verano, te vayas o no de vacaciones, plataformas de cine como Flixolé te ofrecen cine de verano, y por distintas partes de la geografía española, para que la nueva normalidad sea de todo menos aburrida.

Viajes a través de la pasión. Hacia lugares remotos

El sentido cultural de las playas en España ha cambiado. Especialmente ahora. Sin embargo, hubo un momento en el que la playa significaba pasión, deseo, descubrimientos, libertad. Aquellos eran los días del destape, de afuera los pudores. En la colección de cine de Flixolé, Cine de verano, repasan títulos como: Lucía y el Sexo (Julio Medem), un relato de verano donde la confusión y el sexo se dejan ver en una playa de Formentera; Nubes de verano (Felipe Vega), retrato sobre el duro reverso que tiene la infidelidad; u otras como Son de mar (Bigas Luna), cuya historia relata una envenenada pasión en Denia.

Fotograma de Lucía y el sexo (Julio Medem)

No obstante, no es solo el paraje idílico y pasional el que nos dejan las playas en verano. También ha habido hueco en nuestro cine para hablar de otros lugares más remotos. Aunque dentro de España, por supuesto. Ese es el caso, por ejemplo, de películas como Tierra (Julio Medem), que narra la llegada de un extraño a una tierra roja que necesita resolver un desdoblamiento de personalidad; y de otras como 800 balas (Álex de la Iglesia), que nos traslada a un poblado del oeste, cuya única fuente de ingresos son turistas despistados.

Juventud, nostalgia y pasado histórico

Si para algo nos sirve también el cine, es para viajar a través del tiempo y del espacio. Hacia aquellos momentos y lugares que creemos perdidos y olvidados. Como los años de juventud y de sus primeras veces. Películas como Días Azules (Miguel Santesmases), nos trasladan a un rincón de Galicia, y a la casa de veraneo de nuestra infancia. Aquella en la que hemos reído y llorado, jugado y conocido el primer amor. Nostalgia y melancolía en estado puro. Algo similar retrata El camino de los ingleses (Antonio Banderas), cuya historia nos traslada a la Málaga de los años 70 con una historia sobre las primeras veces.

Fotograma de El viaje de Carol

Pero no todo es amor, desamor o encuentros de verano. El pasado histórico también ha sido retratado en el cine español con mayor o menor acierto. Filmes como Los años bárbaros (Fernando Colomo) aborda la compleja huida de Cuelgamuros de Manuel Lamana y Nicolás Sánchez Albornoz, haciéndose pasar por turistas norteamericanos. En El viaje de Carol (Imanol Uribe) muestra la crudeza de la Guerra Civil bajo la tierna e inocente mirada de la infancia. En uno de los grandes clásicos del cine español, La lengua de las mariposas (José Luis Cuerda), nos habla de la pérdida de la inocencia, en una historia ambientada en el verano de 1936.

Viaje de cine por España

Y por si esto fuera poco, Flixolé abre una colección de Turismo virtual para que viajes a lo largo de la geografía española gracias al cine. Desde Madrid hasta Galicia, y desde Galicia hasta Andalucía. Pasando por País Vasco y Navarra. En estos lugares encontrarás títulos como Mar Adentro, Todas las canciones hablan de mí u otros como El pájaro de la felicidad. Todos estos títulos y colecciones, están disponibles en Flixolé, y en sus aplicaciones para móvil y Tablet.