Tony Da-Cunha | Marta Muñoz | Lucía Martín

Black Islands vienen desde Barcelona para presentarnos su último trabajo: Disco NuevoEs tan nuevo que hasta han cambiado el idioma en sus canciones, pasando al español después de su debut hace casi tres años en inglés. Detrás de este sonido tan energético se encuentran Javier Adrover, Pedro Martínez, Dani Rosa y Manu. A lo largo de las diez canciones del álbum deambulan ecos de los 90, pero también de los 80, junto a guitarras afiladas, punk y rock garagero.

Para la gente que aún no os conoce… ¿Por qué deberían escucharos?

Si  les gusta escuchar muchas guitarras, pasión, intensidad y canciones con energía positiva, es un buen momento para escuchar este Disco nuevo que hemos sacado. Creemos que lo van a disfrutar.

Habéis tenido casi tres años de silencio desde vuestro álbum debut hasta ahora, ¿qué ha pasado en este tiempo?

El grupo no se ha pausado, hemos seguido creando. Además, nos han pasado muchas cosas a todos de manera individual. Creemos que no se puede “sacar un disco por sacar”, hasta que no hemos estado convencidos de ello no lo hemos hecho.

Se nota que es un disco que realmente necesitabais sacar, hay mucha verdad en las letras…

Sí, hay mucha verdad en este disco, precisamente porque tenemos muchos sentimientos que queríamos expresar y hemos vivido una serie de cosas que nos han marcado. Esto se traduce en letras y se crea una necesidad de componer, tocar y grabar. Teníamos muchas ganas.

En el disco se muestra cierta crítica política y un marcado toque de odio hacia lo que está tocando vivir, por ejemplo, en la canción Reino Animal. ¿Qué papel creéis que tiene la música para poder cambiar la sociedad?

En la canción de Reino Animal, no hay intención de moralizar, ni de decir lo que se tiene que pensar. Simplemente muestra el dolor que nos genera ver escenas que nos producen rechazo. Nosotros traducimos esos sentimientos a la letra de una canción. Es inevitable que como personas permeables que somos, se nos cuelen esas ideas y pensamientos en las canciónes.

La portada del disco llama mucho la atención. Vemos un jinete sin cabeza, unos martillos… ¿Qué habéis querido transmitir con todo esto?

Es una creación de Cristina Daura una artista que viene del mundo underground de Barcelona. Es una gran ilustradora que tiene un carácter simbolista, si escuchas el disco con detenimiento, te das cuenta que todos los elementos tienen un sentido en las letras. La visión que se muestra con la carátula es magnífica. Ella leyó las letras del disco y lo interpretó de esa manera. Recoge la iconografía del disco con mucho dinamismo y de forma muy artística.

En el tema Chaqueta de Entretiempo decís: “Discos infinitos por los que nunca pasa el tiempo”. Para vosotros, ¿cuáles son esos discos infinitos?

Uno de los grupos que más admiramos es Las ruinas y su disco Groarrr! nos va a acompañar siempre, tambien podemos añadir cualquiera de los Smith. Son discos que los escuchas mil veces y recuerdas siempre.

Foto: Diario de Mallorca

¿Alguna anécdota destacable?

La grabación del album se realizó en una masía catalana donde hay animales y el ambiente invita a la calma. La primera noche estábamos cenando con nuestro productor y Pedro, nuestro bajista, se fue a la cocina. Al rato escuchamos un ruido extraño pero no hicimos caso. Seguimos cenando y a la media hora recibimos un mensaje de Pedro: “Por favor sube que no me encuentro bien, me ha dado un yuyu o algo”. Nos asustamos porque acababamos de empezar la grabación y uno estaba ya “fuera de juego”. Al final no pasó nada grave y aquí tenemos el disco.

¿Vamos a tener que volver a esperar dos años y medio para ver trabajos nuevos?

Ya tenemos trabajo hecho, este tiempo nos ha servido para adelantar y hacer más canciones. No va a volver a ocurrir.