Descubrimos el lado más loco de los mexicanos Enjambre y algunas de sus malas rutinas alimentarias del pasado

Ainhoa Arostegui

Formada por Luis Humberto Navejas, voz; Rafael Alejandro Navejas, bajo y coros; Julián Navejas, guitarra, teclado y coros; Ángel Sánchez, batería y Javier Mejía, Guitarra; la banda mexicana Enjambre ya se ha convertido en un auténtico referente en el panorama del rock latino.

Con seis álbumes a la espalda y varias giras por el continente americano, la formación sigue creciendo y planea sacar nuevo disco para este septiembre. En esta entrevista charlamos de sus inicios y del largo recorrido que han tenido que trabajarse hasta llegar al presente. Hablamos con Rafael Alejandro Navejas, que nos recibe telemáticamente desde México.

Para comenzar con la entrevista y para poner un poco en contexto al publico español empecemos con una pregunta básica pero difícil de responder. ¿Qué es Enjambre? ¿Qué significa para vosotros?

Enjambre es una banda de rock compuesta por 5 integrantes mexicanos. Comenzó como nuestro hobby preferido y con el tiempo se tornó en nuestro oficio (sin dejar de ser hobby).  Es nuestro portal de expresión hacia afuera.

En un punto de vuestra carrera, tomasteis la decisión de trasladaros desde California a México ¿A qué se debió ese cambio?

Como banda teníamos ya algún tiempo tocando en la escena local de Los Angeles (California).  Era muy divertido, pero de pronto nuestro circuito lo sentíamos limitado a los mismos lugares, misma gente, mismas oportunidades y pocas posibilidades de trascender.  En ese tiempo fuimos nominados para “Premios lo nuestro” de la cadena de television Univision. Fuimos pues al evento y allí conocimos a una chica que trabajaba en una oficina de management y promoción de eventos desde la ciudad de México.

Le interesó nuestra propuesta musical, nos hicimos buenos amigos y luego nos organizó una oportunidad para ir y presentarnos  en la ciudad de México.  Así lo hicimos, y fue tal la aceptación que recibimos del público capitalino, que nos resultó en factor decisivo para mudar a Enjambre a aquella ciudad.  Así, desde la ciudad de México fue que realmente Enjambre empezó despegar.

YouTube video

Casi todo grupo que empieza se tiene que enfrentar a los dos grandes enemigos de cualquier músico: la falta de dinero y de tiempo. Supongo que el empezar de cero en una nueva ciudad tampoco ayudó mucho. ¿Como conseguisteis superar todos estos problemas?

Llegar a vivir por primera vez a la ciudad de México y empezar desde cero fue toda una aventura, tan bizarra como la ciudad misma.  Si les platicara los pormenores de la manera en que vivíamos quizá no lo creerían…  Pero me limitaré en compartirles que para subsistir en un principio todos conseguimos distintos trabajos.  Los 5 vivíamos a la orilla de la ciudad en un apartamento de una sola recámara, y un recibidor que dividimos para usarlo como sala de de ensayo. 

Dormíamos sobre nuestras maletas y ropas, y comíamos como base, huevo, frijoles, y papas. Como parte de nuestra vajilla usábamos desechables, excepto que no los desechábamos, en cambio cada quien escribía su nombre sobre su plato y cada quien lavaba lo suyo…  en fin…  éramos muy jóvenes y nos burlábamos de aquellas circunstancias. 

Todo aquello se justificaba con el fin de explotar nuestra música y presentarnos donde fuera posible… tampoco creerían en los lugares donde llegamos a tocar… jajaja.  en un principio nos pagaban solo con cervezas.  Creo que así se forja una banda de rock: con carencias con sufrimientos y toda clase de obstáculos… nosotros enfrentábamos todo aquello con una diversión juvenil y estoica.  En ese sentido la pasamos muy bien.

¿Alguna vez habéis estado a punto de tirar la toalla?

Aunque la estábamos pasando bien y estábamos persiguiendo “nuestra estrella”, nuestro panorama económico no era nada favorable.  Por ello, Luis Humberto (el vocalista y compositor), siendo el único que tenía una hija, sentía la presión y responsabilidad como padre de ver por su hija, que vivía con su madre en Los Angeles (California).

Fue por ello que comenzó a considerar seriamente el claudicar y regresarse a California para conseguir un trabajo sólido y poder apoyar a su hija de cerca. Justo en ese punto donde Luis Humberto estaba por “tirar la toalla” fue que comenzó a sonar una canción nuestra en la estación de radio de música de propuesta más respetada y popular de la región.  Y eso cambió todo para nosotros a un paso más acelerado.  Fue un punto parte aguas y decisivo… Enjambre se quedaría en México.

Tenéis planeado que el que va a ser vuestro séptimo álbum vea la luz en septiembre ¿Habéis tenido algún problema con el estreno debido a la pandemia?

Ahora, 12 años después, estamos terminando de grabar nuestro séptimo album.  Ya habíamos liberado  4 canciones a manera de adelanto.  Y nuestra idea era sacar por delante otro sencillo más a la par de el resto de el disco.

Pero dado a las circunstancias particulares que trajo esta pandemia, decidimos sacar la canción “Divergencia”. y esperar un poco más para sacar el album completo con alguna dinámica diferente.  Lo que sí, queremos que el disco este completamente afuera y disponible para antes que termine el verano de 2020.

Enjambre en foto de estudio
Nos miran de frente, instándonos a que escuchemos sus temazos.

Hemos podido escuchar algunas de las canciones que van a constituir vuestro nuevo trabajo. ¿Cuáles son los temas que más habéis tratado en vuestras letras?

Las temáticas en nuestras canciones suelen ser muy variadas.  Creo que no abordamos temas de manera intencional, sino de manera reaccionaria.  Reaccionamos a nuestro entorno a medida que lo enfrentamos, desde situaciones sociales, emocionales, espirituales, interpersonales, filosóficas…  En el inmenso mar de la expresión navegamos sin brújula, a la deriva. Y de algún modo sentimos que compartimos el mismo barco,  como cualquier otro.

Después de una trayectoria tan larga como la vuestra habréis notado una gran evolución como grupo. ¿En qué ha cambiado vuestra música desde que compusisteis el primer álbum hasta este que está a punto de salir?

A lo largo de este trayecto de años hemos aprendido mucho. Disco tras disco nuestra música va cambiando al igual que nuestras vidas.  Además, nos mantiene emocionados la idea de explorar nuevos horizontes musicales. 

Esto ha sido una constante desde un principio, en esencia somos los mismos, recogemos aprendizajes en el camino, pero seguimos sin ganas de estacionarnos, queremos seguir explorando y cada disco es una aventura nueva para nosotros.

Y, ¿en qué habéis cambiado vosotros?

Reitero, en nuestra esencia (lo principal) somos los mismos, pero en lo demás como cualquier otro vamos cambiando… Ya no vivimos juntos, ya expandimos un poco nuestro menú más allá de frijoles y papas. jaja. 

Habéis tocado en grandes festivales y contáis con millones de seguidores y reproducciones en las redes sociales ¿Como lleváis la fama? ¿Que se hace para que a uno no se le suba a la cabeza?

No sabría cómo explicarlo… pero viendo en retrospectiva, nos emociona tanto el tocar en un Palacio de los Deportes lleno, como nos emocionaba en un principio tocar en un bar de mala muerte frente a 15 personas.  La ilusión de presentar nuestra música y el respeto hacia un público ha sido la misma.  Y de algún modo nuestra actitud también. 

Confieso que ahora somos más exigentes en las cuestiones técnicas o de logística, pero a medida que sentimos que no lo hemos ganado.  A veces tenemos la fortuna de salir a tocar a otros países donde no nos conocen, en tales casos dejamos las exigencias en casa y nos adecuamos a lo que nos toque.  Es muy divertido porque es remontarnos a cuando comenzábamos…  Y entonces hasta un cartón de cerveza nos basta.  ¡¡Salud 🍺!!

Para terminar, a pesar de que vuestro nuevo disco no tenga todavía nombre, seguro que tenéis alguna que otra idea en mente de cómo se va a llamar. ¿Podríais darnos alguna pista? ¡Estamos en ascuas!

El disco se llamará “Próximos Prójimos”. Y nos encantaría llevarlo y presentarlo en vivo a ese país español, tan lejano y tan cercano a nosotros.

Para los que, como yo, se han quedado con ganas de más Enjambre y no pueden esperar a septiembre, os dejo con ‘Tercer Tipo’, canción en la que colabora la banda granadina Lori Meyers, con los que les une una gran amistad.

YouTube video