ZALIN regresa con Pandemia, un tema apocalíptico para perrear en casa

Alba Blanco

Tras su último tema, Nos vamos a divertir, ZALIN ha estado unos meses sin publicar nuevas canciones. Aunque no ha estado desconectado, según nos confesó en una entrevista a ElCofreSuena nunca ha dejado de trabajar en lo que le gusta. Hablamos con él y le preguntamos a cerca de su último tema Pandemia. Y nos cuenta cómo lleva su música y cómo concibe esta crisis sanitaria.

P: Cuándo comienza a surgir en tu cabeza la producción de Pandemia  

R: Ha sido una producción fortuita. No tenía pensado hacer nada parecido. Pero todo comenzó la semana pasada cuando todavía no se había decretado al Covid-19 pandemia, y mi entorno ya estaba bastante alborotado y con histeria colectiva.

P: La canción es oscura, casi apocalíptica, pero manda un mensaje de vida: bailar (perrear) frente al miedo. ¿Cómo se mezclan esas dos líneas? 

R: Me gusta trabajar con ese tipo de tensiones, como cuando ves un cuadro bonito pero con un significado macabro. Últimamente se estaba haciendo reguetón con ritmos alegres hablando de cosas tristes. Simplemente quise darle una nueva mirada al género, con esa atmósfera apocalíptica y letra con tono positivo.

P: Te gusta mucho la simbología que tiene que ver con el dinero, el poder. ¿Por qué? 

R: Es algo con lo que convivo. Como joven director creativo me influyen mucho las marcas y todo ese imaginario sacado de Mad Men me inspira. No obstante, tampoco creo que en mi discurso esté presente el dinero y el poder en primer plano. Las cosas de las que escribo suelen ser mucho más simples, con un trasfondo menos superficial. Aunque sí que percibo eso de la gente cuando habla sobre mi trabajo. Cada cual que se quede en el plano que mejor le sienta escuchar de mi, pero intento no ser pretencioso.

P: Cómo has hecho la producción de la canción. Cuáles han sido los pasos.   

R: Han sido días de duro trabajo. Comenzó como una tarde-noche normal en la zalincueva probando y avanzando nuevas cosas, y acabó con un tema superactual y fresco. Realmente cuando compuse el estribillo ya me imaginaba las sirenas de policía.

La producción musical se hizo en tiempo record. Nunca había trabajado tan rápido. El éxito de que todo suene bien es de Jorge Rodriz, que me echó el oído que necesitaba para mezclarlo y masterizarlo. Así pude centrarme solo en lo estrictamente creativo.

P: El videoclip es igual de oscuro y apocalíptico que la canción. Cómo fue la creación.

R: Cuando estaba escribiendo sabía que tenía que darle forma visual, y realmente la producción fue vertiginosa. Hasta el mismo día del rodaje no sabíamos si podíamos hacerlo, y estamos contentos con el resultado. Gracias a esta producción tan loca he podido trabajar con Rodrigo Artieda, que es un director brutal. Todo lo demás con amigos como Rodriz, Mireya, Conato y Pep, que trabajaron a contrarreloj para darle vida al videoclip.

Tenía claro que debía ser un videoclip que transmitiese rapidez y con imágenes abstractas. Imperfectas pero definidas, que fuese un reflejo de lo que la propia situación y la producción pedían. 

P: ¿Pandemia es para evadirse del problema o es un registro documental de lo que está sucediendo?  

R: Ambas. Digamos que lo que me empujó a acabar el tema fue tener las referencias de otros autores españoles como Benito Pérez Galdós. Él con sus novelas ya reflejaba situaciones parecidas y reflexiones sobre el ser humano que a día de hoy estamos viendo con este acontecimiento. Por otra parte, no olvidemos que es música para bailar, para evadirte.

P: En qué momento creativo se encuentra Zalin.  

R: No me lo planteo, solo quiero compartir música coherentemente e ir construyendo el discurso para poder ir conectando con más gente. Hay muchos proyectos en la libreta. Ya tenemos el sonido que se espera, y el visual en cuanto aumenten los recursos podremos llegar a lo que en mi cabeza hay.

P: Cómo afronta la situación actual Zalin como artista y qué opina Raúl como ciudadano. 

R: Zalin dice #YoPerreoEnCasa. Raúl dice que ojalá escuchéis Pandemia mucho en el confinamiento para suplir los gastos económicos de estos días en los que no tengo trabajo. Viva la sanidad pública, y salud para todos, que el dinero ya luego se moverá. 

P: Qué podrán esperar las personas que te siguen de tus próximos trabajos.

R: Que no esperen nada. Le estoy cogiendo el gusto a esto de hacer lo que el alma me pida sin importar a primeras lo demás. Y que me sigan por todos lados, excepto por la calle, ahora eso lo tengo fácil. Las redes sociales son simplemente una extensión más de mi obra, la gente es parte del proyecto, y eso es bonito.