Pilar Tejera recoge en ‘Damas de Manhattan. Las mujeres que forjaron la historia de Nueva York’ las vidas de importantes activistas feministas y del colectivo LGTB.

Sara Pardo

Antes de los Disturbios de Stonewall, el barrio dónde se ubicaba el club ya era famoso por sus diversos garitos y pubs dónde había total libertad. Este barrio llamado Greenwich Village con todos los clubs que albergaba son el epicentro de la nueva novela de Pilar Tejera ‘Damas de Manhattan. Las mujeres que forjaron la historia de Nueva York’.

Mujeres lesbianas
‘Mujeres que amaron a mujeres’

¿Qué clubs reinaban en la noche de Greenwich Village?

Greenwich Village, ubicado en el oeste de Manhattan, fue el comienzo de un espacio seguro para el colectivo LGTBI. Entre sus calles se desplegaban diversos clubs que ofrecían un refugio para todas las personas del colectivo. En Bowery Street aparecieron en 1912 los primeros fairy resorts o clubs de homosexuales como el Club Liberal fundado por la feminista Henrietta Rodman. Rodman era a su vez miembro de una institución feminista radical llamada Heterodixity Club, creada por otra liberal: Marie Jenney Howe. Ambos clubs compartían manzana y eran un lugar de protección donde las socias manifestaban su atracción por su propio género.

Una década después, en 1925 se abre otro club en MacDougal Street. Eve Kotchever, inmigrante polaco-judía inaugura Eve’s Hangout, un club literario para lesbianas. En su puerta se leía un cartel que rezaba “los hombres son admitidos, pero no bienvenidos”. El club fue durante un año un sitio dónde escritores e intelectuales celebraban el placer erótico en todas sus vertientes. Eve organizaba cada noche lecturas, recitales de poesía, actuaciones musicales y tertulias. Tristemente, Eve’s Hangout duró poco tiempo puesto que la policía las tenía en su lista negra. Aunque los porrazos y esposas interrumpían ocasionalmente en el club, no se cerró hasta la redada del 11 de junio de 1926. Esa noche una detective se infiltró en el bar y descubrió el libro Lesbian love, cuya autora era la propia dueña del establecimiento. En ese momento encarcelaron a Eve por “obscenidad y conducta desordenada”. El juicio declaró culpable a Eve y fue deportada. Su bar no duró mucho sin su dueña y cerró.

Estos lugares como los clubs nocturnos o las primeras viviendas que aceptaron a homosexuales están recogidos en Damas de Manhattan publicado por la editorial Ediciones Casiopea. La labor de visibilidad de las mujeres neoyorkinas por Pilar Tejera nos acerca a la realidad siempre escondida que construyeron las mujeres. ¿Quién es la mujer que salvó el SoHo? ¿Cómo llegó Abby Aldrich Rockefeller a crear el MOMA? ¿Sabes qué ingeniera construyó el famoso puente de Brooklyn?