La nueva propuesta de la artista la sitúa como la gran promesa del R&B

Hilario Martínez

Cada tres o cuatro años surge un nuevo nombre que promete. Sin embargo, esos nuevos nombres que emergen y suben como la espuma pueden terminar siendo one hit wonders o regalar al público una carrera plagada de éxito y grandes canciones. Muy en relación con ello, ahora Victoria Monét se convierte en jaguar en una de las propuestas más interesantes de lo que va de 2020. La estadounidense ha compuesto (entre otras) para Ariana Grande y Brandy y, aunque ya contaba con algún que otro proyecto en el mercado, este ha sido el primero sobre el que el gran foco de la crítica ha fijado toda su atención.

Con una imagen a medio camino entre el enigma y la elegancia, Jaguar es uno de esos proyectos que hoy en día pueden encajar en el concepto de EP o de disco completo. Con siete temas y dos interludes, cuenta con unos escasos 26 minutos de duración. Abrir con Moment es todo un acierto. Por su parte, que Jaguar esté situado justo en el ecuador del proyecto es la clave para enganchar al público. Las trompetas de dicho corte son una auténtica delicia. Es más, sirven para redondear el sonido del tema. Con ritmos ochenteros y letras cuidadas, Monét se atreve con todo. Experience, junto a Khalid y SG Lewis será ese tema galáctico que el oyente no podrá sacarse de la cabeza. El proyecto, para qué mentir, está medido al milímetro. Y eso siempre se nota.

Imagen promocional de Victoria Monét para Jaguar
Imagen promocional de Victoria Monét para Jaguar

Una producción con garra

En general, no hay inexperiencia en Jaguar. De hecho, es un pequeño aperitivo cocinado a fuego lento que se saborea con los ojos cerrados. El nuevo proyecto de la artista es un saludo de quien sabe que tiene todas las papeletas de haber llegado para quedarse. Por eso, Victoria Monét se convierte en jaguar y, al final, no había nombre mejor para una producción de este tipo: con garra, dulzura y ferocidad. Lo peor, al final, será la duración: milimetrada para que el oyente se quede con ganas de más. Para saciar la sed siempre están los proyectos anteriores pero, honestamente, ninguno está tan cuidado como Jaguar. Se nota que la artista ha pegado el golpe en la mesa y ha alzado la voz.

Quizá la música de hoy en día esté necesitada de espíritu. Puede incluso que todo esté tan estudiado que cualquiera podría sentirse marioneta en un mundo en el que intentan vender humo hasta la saciedad. Sin embargo, entre todo ello siempre hay artistas por los que a uno no le importa caer en la trampa. El equipo de Monét es consciente del talento que tiene entre sus manos y, por ahora, ha demostrado saber cómo explotarlo. Puede que en unos años Victoria sea un poco más Monét y menos jaguar pero, mientras tanto, el público siempre podrá disfrutar de ver crecer a la gran promesa del R&B contemporáneo. Ir contra el mainstream quedó un poco en el siglo pasado.

Nota final para Jaguar de Victoria Monét: 82/100

YouTube video