¿Es realmente el año 2020 tan especial para convertirlo en meme?

Cake el Funko

Es posible que este año, 2020, entre por la puerta grande en los libros de historia. Una serie de sucesos han hecho que 2020 se haya convertido en un meme. Cada noticia que vemos en televisión o las redes sociales alimentan este hecho.

La pandemia provocada por el virus COVID19 ha hecho que vivamos una situación que no ocurría desde la mal llamada gripe española. Recordando incluso a un periodo de guerra. Un contexto nunca vivido por la sociedad occidental desde los acontecimientos mencionados. Una situación de crisis que ha paralizado el mundo. Ha cambiado nuestra forma de relacionarnos y de ver el mundo, La incertidumbre del futuro y el desplome de la economía ha puesto en cuestión nuestros modelos de vida sin tener una respuesta clara.

El mundo con el Covid

Esta crisis sanitaria ha sido alimentada por otra serie de situaciones sin relación aparente, pero que han hecho que el 2020 sea un año peculiar.

El miedo a una guerra mundial de la muerte del general iraní Qasem Soleimani provocada por Estados Unidos, incendios en Australia, liberación de videos de OVNIs, avispas asesinas, un asteroide próximo a la Tierra, las protestas raciales en Estados Unidos, la vuelta de Anonymoys…

No obstante, si analizamos estos sucesos, ya han ido sucediendo a lo largo de los años, incluso teniendo una mayor complejidad y relevancia. Algunos ejemplos:

En el año 2005 Irán impulsó un nuevo programa nuclear en el que se incluía Uranio enriquecido. El Organismo Internacional de Energía Atómica se manifestó en contra y Estados Unidos hizo una campaña política para decretar sanciones mediante la ONU. Incluso Estados Unidos propuso una intervención militar, teniendo informes de la CIA preparados para la planificación de una invasión como en Irak.

Con respecto a los Ovnis, en el año 2015 se desveló los misteriosos secretos del proyecto libro azul de los Estados Unidos. Una liberación de documentación clasificado por las fuerzas areas de los Estados Unidos sobre el estudio del fenómeno Ovni y su posición. Esto hizo sacar casos clasificados a la luz y volver a dar presencia a los expertos ufólogos.

El movimiento de Black Lives Matters se conoció por las protestas en Ferguson, Estados Unidos, por el asesinato del adolescente afroamericano a manos de un policía. Las protestas hicieron que en el estado se declarará el estado de emergencia. Al año siguiente se sumaron los disturbios en Baltimore por la muerte sospechosa del joven Freedie Gray, que llegó con el cuello partido a comisaría, muriendo a los pocos días.

Foto del movimiento Black lives matter

En 2010, Wikileaks mostró al mundo más de 250.000 cables diplomaticos de EEUU con respecto a otros países. Y Edward Snowden demostró sistemas de vigilancia que Estados Unidos somete a su población y a otros países. Para la defensa de estos hechos, el movimiento Anonymous se implicó en la difusión de esta información y atacar aquellos que procurasen censurar dicha información, sease gobiernos o bancos como el caso de wikileaks.

Tanto los asteroides como las plagas, cada año existen alarmas de potencial peligro. En el caso de las plagas ha sido más atroz esta vez debido a esta situación de pandemia donde casi todos los recursos se han destinado a parar al coronavirus.

Es cierto que los hechos mencionados han ocurrido en el transcurso de un año, frente a los datos aportados que se han sucedido a lo largo del tiempo. No obstante, el 2020 coincide con un periodo de crisis que ha hecho que cambien nuestra forma de entender el mundo. El estar encerrados, en un estado de alarma continuo por la incertidumbre, de no haberlo vivido nunca, hace que sesgar la información acorde lo que esta ocurriendo.

Al no haber vivido nunca una situación como está, se necesita buscar una justificación de por qué me está pasando esto. Ante las nulas respuestas, cualquier suceso malo o extraño es directamente relacionado, como justificar una normalidad a lo que está sucediendo. Es un suceso que también sucede al recibir una mala noticia, como la muerte de un pariente o una ruptura, donde hechos que parecían lejanos, nos resultan en realidad más cercanos.

Es una visión etnocéntrica occidental. Pasa lo mismo con los atentados cuando ocurren en Europa, que parece una tragedia colosal, cuando en oriente próximo es el pan de cada día. En el caso de África, las hambrunas, las epidemias y guerras se llevan a millones de personas. En Yemen cada 10 minutos muere un niño por hambre. O enfermedades erradicadas en occidente, siguen cobrando vidas en estos países.

Tal vez, esa visión egoísta, o no visión, de creer que todo va bien, de no mirar a políticas empobrecedoras, a seguir con economías que explotan y nos someten al consumo han hecho que el gran cáncer que sufre el mundo, nos haya consumido sin darnos cuenta.