Carlos Ruiz Zafón ha fallecido a los 55 años, nuestro pequeño homenaje y conmemoración al escritor con sus obras más destacadas.

Sara Pardo

Hace dos meses, sumergida en un confinamiento claustrofóbico, lo único que podía animarme y transportarme a un mundo menos hostil fueron los libros. En ese punto, fue cuando redescubrí a Carlos Ruiz Zafón y sus obras. Su nombre estaba en muchas esquinas de mi cabeza, estanterías con polvo que contenían la recomendación de mis allegados para leer sus novelas. La siguiente vez que de refilón vi su nombre en una portada tuve que comprar el libro. Aquella primera obra, la más personal de Zafón, era Marina. Quién podría predecir que apenas un par de meses después, recién aventurada en leer cada palabra de Carlos, fallecería a causa del cáncer con el que llevaba lidiando dos años.

Marina, es una de sus novelas estrella, lectura obligatoria en muchos centros de enseñanza. La historia entre Óscar y Marina quedará eternamente recogida como una de las relaciones románticas más puras y bonitas de la literatura. Un final devastador que te sobrecoge por la precisión del autor para elegir la palabra, no la adecuada, sino la perfecta.

Si Marina me encandiló, La sombra del viento me dejó en vela una noche entera leyendo. La sensación de estar viviendo en la Barcelona de la posguerra junto a Daniel Sempere; la construcción de los personajes perfectamente definidos como Fermín Romero de Torres; la intrépida narración basada en el misterio y la dificultad de entrelazar dos historias de tiempos diferentes para que concluyan como una sola, es simplemente mágico. Tal vez por esta razón vendió más de 15 millones de ejemplares y sea la novela mas difundida en castellano después del Quijote.

La sombra del viento es la primera entrega de la Tetralogía del Cementerio de los Libros Olvidados, un lugar donde van a parar miles de volúmenes que no son leídos o que están en peligro como el caso de La sombra del viento de Carax. Esta saga es un conjunto de saltos en el tiempo partiendo siempre de La sombra del viento. Dotadas de un ritmo único que te impide despegar la vista de las páginas. El juego del cronotopos (la suma del espacio y el tiempo) es la herramienta clave que domina Zafón en sus obras para crear una atmósfera inigualable. El Juego del Ángel, El prisionero del Cielo y El laberinto de los Espíritus conforman la tetralogía junto a, la ya mencionada, La sombra del viento.

Antes de las obras maestras que aglutinaron a millones de lectores, Zafón escribió una trilogía juvenil: La trilogía de la niebla. Esta serie de novelas se comenzaron a publicar en 1993. La primera es El Príncipe de la Niebla donde el protagonista Max de 13 años comenzará a notar los sucesos paranormales de la nueva vivienda a la que se ha trasladado su familia y conocerá al Príncipe de la Niebla.

“Cada libro, cada tomo que ves, tiene alma. El alma de quién lo escribió, y el alma de quienes lo leyeron y vivieron y soñaron en él”

La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón

Carlos Ruiz Zafón creó historias increíbles donde la realidad y la ficción caminan de la mano, nunca sabiendo donde empieza una y termina otra. El autor ha conseguido plasmar en sus obras a su amada Barcelona y ser un escritor renombrado de la novela gótica. Gracias Carlos por poner parte de tu alma para enriquecer la nuestra. Siempre nos quedará un resquicio de ti en los libros que releeremos sin descanso generación tras generación.