La serie Destino: La saga Winx que ha creado Netflix te sorprenderá con muchos cambios respecto a las originales

Antonia Ivanova Angelova

Amantes de las criaturas sobrenaturales y sobre todo de las hadas, atentos porque lo que os vengo a contar os va a interesar y mucho. Si todavía no os habéis enterado de la nueva serie de Netflix inspirada en otra muy conocida, no os preocupéis yo os pongo al día. Y no podía ser otra que Destino: La saga Winx. ¡Sí! Como lo lees, Netflix ha creado una nueva versión de las hadas mundialmente conocidas pero con actores y no en forma de dibujos animados. Y este no es más que el primer gran cambio.

La nueva serie estrenó el pasado 22 de enero en la plataforma de Netflix su primera temporada al completo. Temporada que consta de solo seis capítulos. Lo que la hace muy fácil y rápida de ver en un fin de semana o quizá en solo una tarde. A parte de su corta duración otro gran factor positivo que tiene es que engancha desde el minuto uno. Pero eso no consigue olvidarnos de las ausencias y cambios con respecto a la serie original.

YouTube video

La gran ausencia es que las hadas no tienen alas o por lo menos por ahora. Se parecen bastante a las personas terrestres al excluir sus poderes mágicos. Entre los cambios destacan los poderes de algunas de las amigas de la protagonista. Por ejemplo Musa en la serie original tiene poderes relacionados con la música y de ahí su nombre. Pero en esta nueva versión es una hada de la mente, puede sentir lo que sienten el resto de hadas. Otro gran cambio es el personaje de Tecna que no aparece siquiera y es sustituido por Aisha, una hada que controla el agua.

Se presentan como hadas más bien de los elementos como fuego, agua y tierra y eso les brinda más silimitud a las Witch que a las Winx. Este hecho no ha pasado desapercibido entre los fanáticos de ambas series, afirmando que se trata de las Witch y no de las Winx originales. También algo que salta a la vista es que han convertido una serie infantil en una más oscura y para público más bien adolescente/adulto. Pero dejando de lado las grandes diferencias entre la serie original y esta nueva, sin duda tiene una muy interesante trama que vale la pena ver. Así que ya tenéis plan para este fin de semana: ¡Ver Destino: La saga Winx en Netflix! ¡No te la pierdas!