La nueva serie de Netflix “Hollywood” salió a la luz a primeros de mes.

Mireya Santiago Notario

El 1 de mayo se estrenaba en la plataforma de streaming online Netflix la serie inspirada en la industria de Hollywood. Creada por Ryan Murph, Ian Brennan y Janet Mock, la historia se centra en los años 40. Donde la mayor parte de los personajes sueñan con abrirse camino en la industria del cine y la interpretación.

Pero el cine en América después de la Segunda Guerra Mundial era muy superficial. Dejaba de lado las historias de mujeres, así como de cualquier otra persona con una etnia diferente a la estadounidense o una orientación sexual que no fuera heterosexual. Esta es la principal movilización de la acción; los protagonistas se enzarzan en la lucha por entrar dentro y cambiar las cosas desde ahí. Toda la trama está ambientada en hechos reales, e incluso algunos personajes existieron de verdad y contribuyeron a ese cambio o, por el contrario, se negaron y pusieron trabas a los demás.

Una serie que irradia optimismo y ganas de cambiar la sociedad en todo momento. Dos términos se oponen dentro de ella. Por un lado el glamour, el éxito, lo bonito y esplendoroso que es poder cumplir tus sueños y alcanzar la fama. Y por otro, todo lo negativo que eso conlleva. Pone en una balanza las dos cosas para que el espectador se pregunte ¿merece la pena?

Hollywood, la nueva apuesta de Netflix
Fotograma de la serie ‘Hollywood’ Fuente: Netflix

Los episodios trascurren de manera natural mediante un hilo: sacar a delante una película. Sin embargo, deja atrás esos aspectos técnicos de grabar dicho film, las cámaras, todo ese proceso tan elaborado y con gusto se da ya por sabido. Con el objetivo de centrarse en las decisiones. La serie le dice al espectador: “lo que verdaderamente saca a delante una película no es el proceso de grabarla, sino que desde arriba se tomen decisiones para que esta logre finalmente ver la luz.” Esto es de alguna manera triste, ya que el proceso creativo pierde mucho valor.

Aun con todo ello, la serie deja un buen sabor de boca para todos aquellos y todas aquellas que nos apasione el mundo del cine. Durante el proceso de visionado el espectador o la espectadora va a adentrarse de lleno en unos estudios de cine americanos. Además, la trama deja entender la importancia que tiene el cine en la sociedad y cómo este es capaz de cambiarla desde la pantalla y las historias.

Hollywood
Fuente: Netflix

Ficción vs. realidad (spoilers)

Sin embargo, el perfecto final no fue tan perfecto en la realidad. La serie crea una realidad alternativa que se pregunta cómo hubieran sido las cosas si Hollywood hubiera cambiado en su momento. Pero ni la tal película Meg existió, ni por supuesto vio la luz. Existió, por el contrario, la actriz Peg Entwistle, que sí tuvo ese final trágico de arrojarse desde la H del cartel de Hollywood. Y todo por una película que al final no vio la luz.

YouTube video