Stone, la actriz ganadora de un Oscar vuelve a trabajar con el director griego tras dos años alejada de la gran pantalla e interpretando a su personaje más excéntrico hasta la fecha.

MIGUEL Á. RITE

Han pasado dos años desde la última aparición de Emma Stone en la gran pantalla. La actriz ganadora de un Oscar en 2016 por La la land se tomó un descanso durante el cual se ha casado con el guionista Dave McCary y juntos esperan actualmente un hijo. Su última película fue en 2019 donde vuelve a dar vida a Whichita en la secuela de la gamberra comedia Zombieland. Desde entonces su nombre había sonado varías veces para cintas como Mujercitas de Greta Gerwig o la próxima película de Damien Chazelle, Babylon, que iba a protagonizar junto con Brad Pitt.

Al final se confirmó que no participa en ningún proyecto hasta hace pocos días. Emma Stone será una de las protagonistas del próximo trabajo de Yorgos Lanthimos. El director griego (The Lobster, The Killing of a Sacred Deer) y la actriz ya trabajaron en 2018 para la película La Favorita. Una comedia negra de época donde el trío protagonista (Olivia Colman, Rachel Weisz y la propia Stone) fue elogiado y premiado por su actuación. En esta ocasión la película será una adaptación de Poor Things, la cual reinventa la historia de Frankenstein.

Emma Stone junto con sus compañeros en la secuela de Zombieland
La última cinta donde pudimos ver a la actriz es Zombieland Mata Y Remata junto con Abigail Breslin, Woody Harrelson y Jesse Eisenberg.

Poor Things, traducida al castellano como ¡Pobres Criaturas!, es una novela del escritor inglés Alasdair Gray. Escrito en 1992 el libro nos cuenta la historia de dos médicos de Glasgow y su relación con Bella Baxter, una mujer creada por uno de ellos. La historia parece ser una comedia ingeniosa de época. También tratará aspectos sociales y del trato a la mujer del momento a medida que la recién creada Bella va adquiriendo conciencia y madurez sobre el mundo.

Aún se desconocen las fechas de producción o estreno de esta adaptación. Aún así el regreso de la actriz a los cines ya es suficiente motivo para mantener la vista fija en el proyecto.