La nueva película dirigida por François Girard,el director de El violín rojo, se llama La canción de los nombres olvidados.

Alba Solórzano

La canción de los nombres olvidados está basada en el libro The Song of Names de Norman Lebrecth y está protagonizada por los dos nominados al Oscar Tim Roth (The Hateful Eight) y Clive Owen (Closer).

La historia comienza con dos niños. Uno de ellos Dovidl, es judío, polaco y un virtuoso tocando el violín. El otro, Martin, es británico y siente cierto rechazo ante la inminente noticia de que Dovidl va a vivir con su familia y él. Este acontecimiento que tan poco entusiasma a Martin se debe a que, si quiere convertirse en un violinista profesional, Dovidl debe quedarse en Londres en vez de volver con sus padres y hermanas a Polonia.

Los personajes Dovidl y Martin de pequeños en la película La canción de los nombres olvidados.
Dovidl (izq.) y Martin (dcha.) en La canción de los nombres olvidados.

A pesar del inicial escepticismo de los dos niños ante la nueva situación de ser hermanos, pronto dejan atrás sus diferencias. Crecen juntos en la misma casa con los mismos padres y bajo las mismas normas y eso junto a todas sus vivencias creará un vínculo irrompible entre ellos.

Sin embargo, ese vínculo parece romperse en el primer concierto de Dovidl. En el, iba a presentarse a la alta sociedad londinense y abrirse numerosas puertas al mundo de la música, pero el joven prodigio nunca llega a aparecer.

Casi 40 años después, Martin sigue dándole vueltas a la extraña desaparición de su mejor amigo y un acontecimiento da el último empujón al protagonista para embarcarse en el viaje en el que removerá cielo y tierra para encontrarle.

El actor Tim Roth interpretando a Martin durante el rodaje de la película La canción de los nombres olvidados.
El actor Tim Roth interpretando a Martin durante el rodaje de la película La canción de los nombres olvidados.

El estallido de la Segunda Guerra Mundial se ha contado desde muchas perspectivas diferentes, pero esta no pasa desapercibida. Dovidl, lejos de su familia y con la incertidumbre de no saber si siguen con vida o no, crecerá y forjará su personalidad como un refugiado judío ya casi convertido en ciudadano inglés.

Aunque varios actores interpretan a Dovidl a lo largo de su vida, su esencia está presente en cada momento. Su personalidad un poco vanidosa y su afilada inteligencia hacen la pareja perfecta con su amigo Martin, más inocente y menos reflexivo. Ambos nos regalan diálogos que, aunque parecen triviales conversaciones entre chavales, esconden verdaderas reflexiones.

La religión es un abrigo pero la etnia no es soluble al agua.

Dovidl, La canción de los nombres olvidados.

No se exageraría si se dijera que el violín forma parte del elenco, e incluso es un protagonista más. Las escenas en las que toma el protagonismo, aún exentas de diálogo, no carecen de contenido y hacen reflexionar de igual manera.

El ingenio y la frescura del guion, los flashbacks en los momentos oportunos y la brillantez de la música convierten esta historia en un rompecabezas en el que todas las piezas encajan.

Sin embargo, ¿conseguirá Martin encajar su rompecabezas personal?

No dudes en echar un vistazo a los demás artículos de nuestra web:

El Cofre Suena

Y seguirnos en nuestras redes sociales:

INSTAGRAM TWITTER FACEBOOK YOUTUBE