“Reivindicamos el derecho de todas las mujeres a decidir sobre sus cuerpos”, declaró la ministra ante el Congreso de los Diputados

Mireya Santiago Notario

El pasado 7 de octubre, Irene Montero anunciaba ante el Congreso de los Diputados su intención de hacer un cambio en la actual ley dedicada a la interrupción voluntaria del embarazo. La Ministra de Igualdad se ha referido así a la derogación de la Ley del Aborto de 2015. Por esta ley, las menores de 16 y 17 años necesitan de la autorización de sus progenitores para interrumpir dicho embarazo.

“Es, por ello, que esta Ley Orgánica suprime la posibilidad de que las menores de edad puedan prestar el consentimiento por sí solas, sin informar siquiera a sus progenitores. De este modo, para la interrupción voluntaria del embarazo de las menores de edad será preciso, además de la manifestación de su voluntad, el consentimiento expreso de los titulares de la patria potestad”.

Ley Orgánica publicada en el BOE a 22 de septiembre de 2015.

El Gobierno ya está actuando para la modificación de dicha ley, y que así las menores de 16 y 17 años tengan potestad sobre sus propios cuerpos. Bajo el lema “Nuestros cuerpos son nuestros, nosotras decidimos”, la ministra Montero busca dar un paso más modificando la actual Ley de Salud Sexual y Reproductiva. Ha hecho hincapié en la disposición de anticonceptivos además de una adecuada educación sexual.

Irene Montero ante el Congreso de los Diputados. Fuente: El Mundo.

Por otro lado, el Gobierno quiere ampliar la atención integral que reciben las victimas de violencia machista mediante el plan que han denominado “España te protege contra la violencia machista”. Estas medidas van desde incrementar los servicios de asistencia telefónica y digital así como la construcción de cincuenta centros de atención a las victimas. Se busca incrementar además los dispositivos de control telemático de agresores.

Otra de las medidas propuestas por Irene Montero es la creación de una agenda feminista para la reconstrucción del país. Esta propuesta va dentro de este Plan de Recuperación para España. De donde serán parte además dos reglamentos, que aprobará el Consejo de Ministros, y que obligarán a las empresas a presentar sus planes de igualdad.