Activista por los derechos LGTB+, esta demócrata de 30 años se convierte en la primera mujer trans en ocupar el cargo de senadora de E.E.U.U.

Mireya Santiago Notario

La demócrata Sarah McBride hace historia al salir elegida el pasado martes 3 de noviembre, como senadora de Estados Unidos y derrotando al republicano Steve Washington. McBride se convierte así en la primera mujer trans en ocupar un puesto de tan alto rango, en el Senado estatal estadounidense. Más concretamente, bajo un escaño en la Cámara Alta del estado de Delaware. No es la primera persona perteneciente el colectivo LGTB+ en ocupar un puesto público, pero sí la que ha conseguido llegar más alto.

Muchos de los asuntos que nos afectan en el día a día, tienen que tratarse a nivel estatal, ser senadora me da una gran oportunidad. Era el momento adecuado y el lugar adecuado para dedicar mi energía y mis esfuerzos a postularme como senadora y estoy increíblemente feliz por lo que hice.

McBride en una entrevista en Victory Fund

Pero la actual senadora ya había hecho historia antes al intervenir en una Convención Nacional Demócrata, como una persona abiertamente trans. Su trayectoria es bien conocida por su gran activismo dentro del colectivo LGTB+, y llevando a este siempre por bandera. De hecho, fue una de las piezas clave para la aprobación de una legislación que prohíbe la discriminación basada en la identidad de género. Con 24 años años logró que su colectivo pudiera dar un paso adelante en el acceso a una vivienda, al trabajo o a la simple contratación de un seguro.

Sarah McBride en la Convención Nacional Demócrata. Fuente: RTVE.es

Dicho activismo que siempre ha llevado consigo, surgió cuando reveló en su cargo de presidenta del cuerpo estudiantil de la American University, su identidad como mujer trans. Desde entonces, creció como referente dentro del colectivo. Y no dudó en utilizarlo a su favor dentro de la política para conseguir avances en la lucha por los derechos LGTB+.

En el año 2019, McBride fue nombrada Secretaria Nacional de Human Rights Campaign (Prensa de la Campaña por los Derechos Humanos). Mismo año en el que, desde ese grupo, logró frenar uno de los intentos del gobierno de Trump de eliminar la regulación en contra de la discriminación a pacientes transgénero en la atención médica.

A parte de esa lucha, la senadora también apuesta por lograr una sanidad asequible, educación inicial gratuita y una reforma en el sistema de justicia actual.

¿Seremos una nación donde solo hay una forma de amar, una forma de ver, una forma de vivir? ¿O seremos una nación donde todos tengan la libertad de vivir de manera abierta e igualitaria. Una nación que es más fuerte unida?

McBride en 2016.