El Leverkusen sigue luchando por entrar en puestos Champions mientras que el Bayern busca finiquitar la liga cuanto antes

Yeray Sánchez

Leverkusen 2 – Bayern 4

Partido grande entre dos equipos de la zona noble de la tabla. El Leverkusen podría dar un golpe a la clasificación si derrotaba al Bayern, pudiéndose encaramar hasta el tercer cajón de la competición. Mientras, el líder buscaba sacar la tripleta de puntos para no poner en riesgo un título que prácticamente está hecho.

Arrancó el partido con un ritmo muy alto y un fútbol muy vistoso, con los dos equipos respetándose mutuamente, sin hacer ninguna falta.

Sorpresa inicial

El primer gol llegó antes de los 10 minutos de juego por parte de los locales. Una jugada por banda, con un pase al hueco muy al límite del fuera de juego, que acabó culminando Alario.

Posición correcta de Alario en el primer gol del encuentro (Movistar Liga de Campeones)

Tras el gol, el partido ganó más ritmo todavía, ya que el Bayern buscaba el empate, pero el equipo de las aspirinas no se echaba atrás y seguía atacando.

En el minuto 26, y tras varios minutos haciendo claras jugadas de ataque, el Bayern empató la contienda a manos de Coman. Un Leverkusen completamente resquebrajado hizo que el equipo de Múnich encontrase un pase al hueco claro para anotar el tanto.

Al filo del descanso, Goretzka hacía el segundo para el Bayern con un disparo muy bien colocado que a punto estuvo de sacar Hradecky.

Gnabry tuvo el tercero minutos después, pero inexplicablemente estrelló el balón directamente contra el guardameta local. El propio Gnabry se quitó la espinita en la siguiente jugada anotando de vaselina y colocando el 1-3.

Así pues se llegó al tiempo de descanso, con un Leverkusen que salió fuerte pero que se apagó en los instantes finales del primer tiempo.

Segunda mitad

El segundo tiempo comenzó con un revulsivo del Leverkusen, que aprovechando los cambios realizados en el entretiempo, quiso proponer otro tipo de fútbol para intentar darle la vuelta al marcador. Amiri, Leon Bailey y Bellarabi fueron sustituidos en favor de Demirbay, Wendell y Florian Wirtz.

En el segundo tiempo se vió un partido con un Leverkusen que tenía algo más de posesión y con un Bayern haciendo jugadas más rápidas. Aún y con todo, el encuentro siguió siendo de mucho ritmo y de jugadas de ida y vuelta.

Un fallo en una entrega aparentemente fácil de Tapsoba provocó el cuarto del Bayern. El gol lo firmó el polaco Robert Lewandowski.

El encuentro se “hispanizó” un poco con las entradas de Thiago y de Javi Martínez al verde en el minuto 74.

Tras 80 minutos de juego y con el 1-4 a favor, el Bayern echó el ancla, bajó dos marchas al partido y dio por cerrada la contienda. Lo que no tuvo en cuenta el Bayern, es que su rival quería seguir jugando, y eso provocó que en minuto casi 90, Wirtz anotara el segundo de su equipo. Gol de la honra, más que otra cosa.

Terminaba con el 2-4 el encuentro. El líder hizo los deberes contra un rival semi directo, pese a que el Bayern no tiene apenas rivales directos.

Actuación arbitral

Manuel Gräfe, el árbitro del encuentro, hablando con Manuel Neuer (Movistar Liga de Campeones)

El colegiado de la contienda fue el experimentado Manuel Gräfe.

Amonestó a los locales Amiri, Bellarabi y Dragovic, y a los visitantes Coman, Lewandowski y Müller.

Partido muy tranquilo para él debido al respeto entre ambos conjuntos.

La amarilla a Coman por simular una falta fuera del área puede llegar a considerarse algo rigurosa.

Pudo amonestar e incluso expulsar al local Bellarabi por una fea entrada a Davies.