Amalia Pont

El termino arte encontrado o ready made se refiere a las obras de arte creadas a partir de objetos ya hechos o “encontrados”. Eso significa que el artista coge un objeto cotidiano o vulgar y lo transforma o decora, sin que pierda su aspecto y a veces uso original, para poder convertirlo en algo nuevo.

Estas obras comenzaron a popularizarse durante el siglo XX, más concretamente en 1915, cuando Marcel Duchamp primero acuño el termino para referirse a sus nuevas obras.

Duchamp, un artista y ajedrecista francés fue uno de los mayores exponentes de este movimiento artístico que se puede decir que procede del dadaísmo, aunque hay quienes opinan que es un soporte más de este movimiento, el cual está basado en lo absurdo y que fue creado para contrariar y provocar a las obras y los artistas surgidos durante la Guerra Mundial.

A pesar de que el termino no fue acuñado hasta 1915 la primera obra ready made fue creada a manos de Duchamp en 1913, cuando saco a la luz su obra Rueda de bicicleta.

Sin embargo, a pesar de que la Rueda de bicicleta fuera la primera obra oficialmente clasificada como ready made u objeto encontrado la obra perteneciente a esta corriente más popular es Fuente, de Marcel Duchamp.  La obra consiste en un urinal de cerámica con una firma en uno de los lados que pone “R. Mutt 1917”.

Duchamp tenía como objetivo exponer la obra en la exposición de la Sociedad de Artistas Independientes, de la cual el mismo Duchamp formaba parte. Sin embargo, cuando la junta de la SAI se reunió para decidir qué obras se iban a exponer La Fuente de Duchamp fue rechazada y se tuvo una larga discusión sobre si era realmente arte o no.  Tras la exposición Duchamp abandono la junta y se volcó en su trabajo como artista y sobre todo en la creación de nuevas obras ready made.

El revuelo que Duchamp causó con su obra/urinal llego a los oídos de muchos artistas alrededor del mundo, y esto ocasionó que la corriente de las obras ready made comenzara a ganar mucha popularidad y grandes artistas como Man Ray o Max Ernst.

En su momento el arte ready made nació como una de las ramas del arte dadaísta tan necesario para la sociedad, sin embargo fue evolucionando hasta convertirse en su propia corriente. El ready made era una manera de quejarse y de revelarse en contra del capitalismo y de la sociedad de consumo, donde todo se hace en serie y nada es único. De alguna manera esta corriente está volviendo a tener importancia en nuestra sociedad donde nada es único ni especial y todos usamos los mismos productos, las mismas ropas y casi las mismas ideas.  Y el concepto de crear arte a partir de objetos que ya existen se vuelve casi una necesidad, una forma de deshacerse de todo este exceso de materiales en el que vivimos y crear incluso obras sostenibles.