Hablamos con Paula Salañer, segunda de dirección de la archiconocida ‘Élite’.

Javier Cendrero

Es conocido el eterno debate sobre el empleo del “yo” en el mundo del periodismo. Hay quien dice que intoxica la información o roba protagonismo a la noticia, y hay quien dice que le aporta veracidad y no es sinónimo de subjetividad. Creo que ambas son correctas. Simplemente depende de qué noticia se está tratando y qué sensación quieres provocar en el lector. Mi noticia hoy es reivindicar el trabajo que realiza todo el equipo de rodaje (de Élite en este caso), y la sensación que quiero provocaros es de subjetividad total, y con ello me refiero a la admiración que siento por la entrevistada.

Hace unas semanas fui al rodaje de la 4º temporada de Élite y allí “conocí” a Paula. En un entorno repleto de actores y actrices con millones de seguidores en redes y grandes profesionales, solo pude fijarme en ella. Tiene un halo indescriptible que provoca esa sensación difícil de encontrar. A lo largo de esta entrevista lo vais a descubrir, además de aprender cómo funciona todo detrás de las cámaras.

ENTREVISTA

Conseguir contactar con Paula fue una tarea difícil al no saber ni siquiera su apellido. Sin embargo, la investigación fue fructífera y muy satisfactoria ya que al otro lado del teléfono me encontré con lo que esperaba. Alguien humilde, cercano, real y con ese halo ,ya mencionado, que siento en muy pocas entrevistas.

Son las 13h30 , Paula se conecta desde su terraza en pijama y café en mano (muestra de su naturalidad). “Ayer acabamos tarde de rodar y te he escrito en cuanto me he despertado” me confiesa. Le expongo que prefiero que sea una charla amena para luego transcribirla. “Yo hablo mucho mucho así que no te preocupes, además solo tengo que cocinarme algo” afirma con una sonrisa nada más conectar a la videollamada. Tras intercambiar opiniones y conocernos un poquito más, iniciamos nuestra “entrevista”.

Durante el rodaje de Élite, Paula se multiplica y realiza numerosas funciones, así que le pregunto sobre cual es realmente su puesto. “El nombre tal cual es 2º Ayudante de Dirección” me aclara. “Mi principal misión es adelantarme a todo aquello que no se está rodando y así ayudar a la directora. Mi puesto hay días que se luce mucho porque abarco todo y otros que no. La cosa es que los de sonido hablan entre ellos, los actores igual y así la mayoría. Sin embargo, yo hablo con todos porque el 1º de dirección, el director de foto y la directora ya tienen suficiente con lo que se está rodando como para que les líen

Ayudante de dirección
Paula Salañer (vía Linkedln)

Le cuento a Paula que el día que yo asistí al rodaje fue nocturno y que no llegué a entender el por qué de utilizar esa franja horaria si era un espacio cerrado. “A ver, en realidad esto es muy sencillo” me explica mientras se cambia de sitio para estar al sol. “Manda la luz, no es tan simple como bajar las persianas. Somos un equipo y necesita estar todo perfecto y cuanto más verídico sea, mejor. En ese caso manda iluminación“.

Sentarte en casa, encender la televisión y darle al play del nuevo capítulo de Élite es muy sencillo, pero hasta que llega a nuestras manos hay un proceso extremadamente minucioso y largo. “El rodaje de esta última temporada empezó en agosto y se estima que finalizará en diciembre. Yo me incorporo al trabajo un mes antes, en julio. En ese mes yo recibo el guion (en este caso hasta el capítulo seis) y me lo voy aprendiendo.

Me pregunta tímidamente si me cuenta un poco más, a lo que yo, sin dudarlo, respondo afirmativamente. “Aún así, las cosas cambian mucho, incluso in situ. Para escenas más complejas en las que se va a necesitar a mucha gente y rodar en más días, hacemos incluso reuniones previas para analizarlas y ver como rodarlas. Esto pasa por ejemplo con las famosas fiestas. Entonces yo voy desglosando la figuración: cuantos se necesitan, me imagino perfiles, los describo y todo eso se coordina con todos los departamentos (figu, vestuario etc)“. Paula se frena y me comenta que “Así en resumen porque hay muchas cosas más, pero no quiero aburrirte” afirma entre risas.

Al haberlo vivido en primera persona, puedo afirmar que su trabajo está sujeto a mucho estrés y a un no parar constante. De ahí que me surja la duda de si de verdad descansa algo o acaba siempre exhausta. “Yo duermo ‘mu bien’, genial.” me aclara sonriente. “Descanso los findes. Élite lo rodamos de lunes a viernes aunque si que es verdad que cuando el viernes es nocturno ‘pos’ descansas menos.” dice con tono jocoso. Sin embargo, ese estrés no se percibe en ella. “Creo que mi puesto tiene que tener mucha calma porque mi trato es con figuración y el objetivo deber ser principalmente motivarles porque si no mi trabajo no se refleja y es una caca. Transmitirles las ganas de rodar y disfrutar.”

“El estrés lo llevo por dentro porque disfruto mucho con mi trabajo aunque a veces me toque levantar la voz, pero siempre desde el cariño y porque joe, a veces son cien personas y eso es una gran responsabilidad. Aunque he de decir que creo que va con mi forma de ser. Al fin y al cabo es mi personalidad.”

Obviamente, no es perfecta y tiene algunos momentos que le parecen más estresantes, pero que también disfruta intentando aprender de ellos. “Si tengo que decir algo estresante, desde luego son algunos planos complejos en los que tengo que cuadrar con un número de gente que no hay y ahí tengo que adaptarme. Aunque realmente, el término no es estresarse. Pero me gusta que las cosas queden orgánicas y que los figurantes no parezca que están figurando.

Una de las cosas que mas me gustó en los días de rodaje que de Élite , a parte de conocer a Paula , fue el gran ambiente que había. Todos estaban súper concentrados en lo que hacían, pero eso no quitaba que el buen rollo predominara durante toda la jornada. Le pregunto sobre el mayor pro y el mayor contra de su trabajo.

Sin lugar a dudas, el mayor pro es que me encanta mi trabajo y me siento súper afortunada. Cada peli o serie es una experiencia vital, es como un Gran Hermano diario. Se crean muchísimos lazos y creas una familia que te va a acompañar durante meses. Los reencuentros, el sentimiento de familia que creas, nadie lo entiende en realidad. Por mucho que lo explico, no acaban de entenderlo.

“Un contra es que se acaba y madre mía, esa gente que eran tus hermanos durante tantos días ya no los ves. Pero sin duda, el mayor contra es que parece que no exista nada más y renuncias a muchísimas cosas como no ver a la gente que quieres. No existe nada más y da igual que sea el cumple de tu abuela o la boda de tu mejor amiga.”

La charla se iba prolongando cada vez más y puedo afirmar (por lo menos de mi parte) que estaba muy a gusto. El tiempo corría y no quería que se me quedaran cosas en el tintero. Para cambiar un poco la tónica, decidí hacerle preguntas más concretas a Paula:

Con todo el trabajo que conlleva; ¿Qué opinas de cómo se consumen las series hoy en día?

“A mi la verdad es que me da más igual. Aunque es verdad, que si te paras a pensarlo, me da pena que algo a lo que le has dedicado tanto tiempo, para otros sea la resaca del domingo.”

¿Qué valor le das a la figuración?

“Muchísimo valor. Hacen que la serie tenga vida. Sin ella no hay vida. Por ejemplo ‘Roma’ (Netflix) sin figuración no se podría contar.”

¿Alguna anécdota curiosa?

Figurantes haciendo cosas que solo veo yo. Me acuerdo de uno que tenía que pasar por una puerta en la escena y en cuanto dijimos acción se estampó contra la ventana. Fue muy gracioso el pobre.

¿Siempre hay tan buen rollo?

Es muy raro que no lo haya. En una peli o serie hay que estar con una actitud muy proactiva. Es que son tantos días y tanto tiempo… Y ya te digo que la personalidad hace mucho. Aquí estamos gente con muchas cosas afines entre nosotros y eso ayuda. Hay que ser buenos compañeros ya que los departamentos tienen que engranar todos muy bien y están muy ligados, no hay nada independiente.

Hora y media después, el reloj marcaba las 15:00. A mitad de entrevista, Paula se fue a la cocina a prepararse la comida mientras seguíamos charlando. Ella insistía en que estaba muy a gusto y que se sentía súper agradecida de realizar esta entrevista. Con tan solo veintisiete años, Paula puede decir que forma parte de una de las diez series más vistas del catálogo de Netflix (Élite), que fue tercer asistente de Rodrigo Sorogoyen en una ganadora de siete Goyas (El Reino) y que éste, volvió a contar con ella en ‘Antidisturbios’, la nueva miniserie de Movistar + que va a dar que hablar.

Sin lugar a dudas, a Paula le va de cine y su vida es una película en la que ella, es la estrella.